21/4/12

Saqueo

Primero han saqueado y vaciado las haciendas municipales. Con la crisis están drenando el fruto del trabajo, bajando los sueldos, con el fondo de las cinco millones de personas desempleadas que van hacia las seis millones. Ahora el frente de los Atila políticos y financieros pone sus sanguijuelas a chupar, y a vaciar, las Autonomías.
Andalucía y Cataluña tienen varias advertencias del gobierno estatal español. Son alertas de verdaderas amenazas de intervención. Con la reforma truncada de los Estatutos no es suficiente; como no hay caja, el Estado pretende meter la zarpa y usurpar allí donde haya algún euro, excepto si es el bolsillo de los Botín y de las grandes fortunas. Los señores de los mercados y del dinero están a cobijo del Estado. El Estado es de los mercados. El Estado es del gran capital y de sus cabecillas. La re-centralización niega la soberanía democrática de las naciones y los pueblos. Las políticas del PP nos abocan a la intervención también del propio Estado, en este caso por la parte de la UE y el Banco Europeo.
El saqueo se enfoca sobre todo a los servicios públicos, a la seguridad social, la salud, enseñanza, transportes, a las inversiones en infraestructuras.
Necesitamos un 15 M generalizado. Desde los ayuntamientos, a las autonomías, de la juventud, el sindicalismo, también de las personas pensionistas.
El no tocaremos las pensiones ha durado poco, con la medida del pago de recetas y los re-pagos (co-pagos). Tenemos un presidente mentiroso, un gobierno mentiroso, y un jefe de estado Rey mentiroso.
La rebelión social ciudadana es una necesidad acuciante. Pero tiene que estallar. A EUiA necesitamos preparar, abonar el terreno, insertarse en lo que se mueve, labrar el espíritu unitario y combativo.
Es sintomático que la cacería real matando un animal querido como es un elefante, y dilapidando el dinero como si fuera aire, ha provocado un rechazo con el que por primera vez el sentimiento popular se ha apartado y ha censurado al Rey. Los cambios sociales y los políticos surgen a veces por donde menos se espera.
Conviene unir fuerzas de todo tipo y condición para frenar y echar atrás el saqueo. Y necesitamos que la bandera sea en torno a la población trabajadora, en ningún caso debe ser la de CiU o la del PP. Ni el Pacto Fiscal de CiU, ni la unión nacional por Repsol del PP, son alternativa.
La alternativa debe surgir de las empresas con el sindicalismo, de las plazas con la juventud democrático quincemayista, de las universidades y las escuelas, del sentimiento de libertad nacional, de la defensa de los derechos sociales y de soberanía democrática.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada