16/4/12

Repsol argentina nacionalizada

La amenaza se ha convertido en acto de soberanía en defensa de los recursos naturales y de su extracción en un intento de evitar que los beneficios huyeran raudos fuera de Argentina. Cuando hay tambores de intervención para la economía española, ese órdago argentina va de perlas para estudiarlo y quizás poder tomar ejemplo. ¿Qué beneficia más a la gente trabajadora de Argentina? Claro que no postulo que se engrasen los burgueses argentinos, pero cómo mínimo que los trabajadores de la Repsol argentina cobren sus salarios, cosa que ahora en muchos casos no pasaba. La gente trabajadora en España tendrá que prescindir de la expoliación que se producía en Argentina y que permitía unas pequeñas migajas para el aparato sindical y profesional en España. Hoy por ti y mañana por mí. El plus imperialista petrolero nos hace más daño que provecho. Ninguna connivencia ni solidaridad con las sanguijuelas petroleras y financieras de Repsol y La Caixa. La avaricia del capital y capataces de Repsol - La Caixa les ha resultado letal.
Adjunto la declaración de LA AURORA sobre Repsol-YPF.
¡Solidaridad con la gente trabajadora y pueblo argentino!
Repsol está siendo nacionalizada por el gobierno argentino. El motivo es la falta de acuerdo con la estrategia de la empresa española respecto a los planes de explotación, en particular de las reservas descubiertas en Vaca Muerta.
A Repsol lo único que le interesa de YPF es extraer beneficios de su gas y su petróleo. El verdadero interés de Repsol es el beneficio capitalista, no el desarrollo del país, ni de las instalaciones, ni de las prospecciones, ni de la gente trabajadora argentina.
Frente a la intención del gobierno argentino de re-nacionalizar Repsol-YPF es inaceptable la posición del gobierno español que amenaza con una guerra diplomática y comercial a Argentina: es la típica posición imperialista. Por ello no cabe ninguna solidaridad ni con Repsol, ni con el imperialismo español.
Los trabajadores y sindicatos del estado español deben separarse completamente de las amenazas y chantajes realizados en interés de ese 1% de supericos que actúan en todo el mundo avasallando pueblos, gobiernos, comunidades y contaminando la naturaleza. Incluso en el caso que Repsol fuera una multinacional más respetuosa con los derechos de los propios trabajadores que otras, y que parte de sus beneficios fueran destinados a “responsabilidad social corporativa” por la presión sindical, eso no quita que haya abandonado pozos e instalaciones dedicándose a explotar lo que menos inversión requería y tratando de que el precio del petróleo subiera lo más posible para los usuarios argentinos por lo que gobernadores de diversas provincias han ido retirándole las concesiones. Es decir, sacar los recursos del país sin que apenas revierta el beneficio para el pueblo, comprando la complicidad de una parte de burgueses argentinos. Como dice Carlos Guanciarossa, dirigente del sindicato CTA y de YPF: “como ypefianos, solicitamos (a finales de los 90) a Kirchner que tomara la decisión de reestatizar YPF como hizo Bolivia. Hoy la situación exige lo mismo: Reestatizar ya YPF».
El “interés común” al que llama el gobierno del PP es el de hacernos cómplices del expolio de las multinacionales. Aquí como allí, la gestión que mejor puede defender los intereses de la gente trabajadora es seguramente esa reestatización que se propone de Repsol-YPF como empresa pública y con control de los sindicatos en su gestión, seguridad ambiental e inversiones.
¡Ninguna solidaridad con Repsol! ¡Basta de amenazas y chantaje imperialista de Rajoy!
¡Solidaridad con la gente trabajadora y pueblo de Argentina! 16 de abril de 2012



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada