3/9/13

La unidad social y política de la clase trabajadora en el Estado y en sus distintas naciones



Tesis sobre el derecho a la autodeterminación y la libertad nacional · 3.
Consulta, federalismo, independencia y procesos constituyentes estatales.

Þ   3.         La unidad  social y política de la clase trabajadora en el Estado y en sus distintas naciones es el eje que permite potenciar la movilización contra la explotación económica y contra la opresión nacional. La unidad entre la clase trabajadora en las diferentes naciones, con sentimientos e identidades nacionales contrapuestas, es decisiva para que la emancipación nacional signifique un progreso social contra la burguesía dominante y las burguesías supeditadas.

La unidad trabajadora implica superar la división por pertenencia -identidad- nacional de las personas individuales en tanto que parte de una nación u otra. El Estado, las clases hegemónicas en cada nación y sus partidos, debilitan la unidad trabajadora y su lucha social, al mantenerla dividida y enfrentada por su pertenencia nacional. UPyD vive de este enfrentamiento nacional a favor de la nación española mientras niega los derechos democráticos a las demás naciones, así erosiona la izquierda en su base trabajadora.

Para conseguir esta unidad hace falta una posición clara sobre las garantías democráticas de respeto a la pertenencia, sentimientos y proyectos nacionales y perspectivas estatales diversas. Es necesaria la defensa de las aspiraciones populares a la libertad nacional, y combatir las limitaciones y restricción de derechos nacionales por parte de la nación dominante y el Estado. La clase trabajadora de la nación opresora debe garantizar a la clase trabajadora y a la población de las naciones oprimidas su derecho a la máxima libertad y radicalidad democrática.

La unidad social y política trabajadora será más firme y sólida si se asegura por parte de la clase trabajadora española la capacidad de decidir  desde cada Pueblo sobre su Estado, sobre separarse y cómo relacionarse entre Estados, o entre las instituciones que se acuerde desde la soberanía y libertad de cada población.

La unidad trabajadora es un aspecto central de la lucha por la hegemonía social y el avance político de la inmensa mayoría de la población a liberarse de su explotación.

La unidad social y política trabajadora, distinta de la unidad del Estado, de la burguesía y sus instituciones, será sólida en la medida de que sea libre, fraterna y no impuesta.

20 Congreso POR - La Aurora, organización marxista. 5 - 7 julio 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada