8/9/13

La Consulta para decidir en Cataluña es la tarea política actual para una resolución democrática de las relaciones entre el Estado español y Cataluña



Tesis sobre el derecho a la autodeterminación y la libertad nacional · 8.
Consulta, federalismo, independencia y procesos constituyentes estatales.

Þ   8.         La libertad nacional tiene carácter de movilización de masas en Catalunya y en Euskadi, y en parte en Navarra. La expresión popular movilizada es por la Independencia y un Estado catalán o vasco. La posibilidad de ruptura política se ha decantado en Cataluña. La Consulta para decidir en Cataluña es la tarea política actual para una resolución democrática de las relaciones entre el Estado español y Cataluña.

Los pueblos catalán y vasco han empezado a abrir el camino que les posibilita avanzara ejercer su derecho a decidir. Se puede obstaculizar, poner palos a las ruedas, pero ya no se puede impedir por medios democráticos. Hay un punto de no retorno en la consciencia colectiva como pueblo.

La negativa estatal constitucional a reconocer a otros pueblos como naciones y la posibilidad de que quieran estructurarse como Estados, provoca una colisión de derechos democráticos y de limitación de la soberanía y libertad nacional.

La movilización existente en Cataluña es por un Estado con la Independencia. La realización de la Consulta catalana puede abrir un proceso constituyente con una estructuración republicana. Esta Consulta ha de permitir responder a la petición popular de la multitudinaria manifestación del 11 de septiembre de 2012. La legitimidad de la decisión tomada vendrá de su resultado con el aval de la movilización multitudinaria, para conseguir convertirla en vinculante y legal-  Es en ese aspecto que vemos posibles acuerdos o alianzas democráticas por la libertad nacional que contribuyan a la movilización y a una ruptura del centralismo constitucional monárquico, como con la declaración de soberanía del Parlamento catalán, con la condición de una firme lucha social -derechos y servicios públicos, contra los recortes- de denuncia de CiU y contra la explotación económica.

Quienes defienden, como la dirección del PSOE en el Reino de España o del PSC en Cataluña, que la Consulta sea legal según la Constitución de 1978, o propugnan el NO en una pregunta sobre la Independencia, se están deslizando a obstaculizar e impedir esta Consulta. Como ha sucedido en el segundo municipio de Cataluña, L'Hospitalet de Llobregat, donde el PSC se ha aliado con el PP y PxC en una moción municipal, con el apoyo oficial de la dirección nacional. En cambio Izquierda Unida ha optado por avanzar en las libertades democráticas desde su concepción republicana plurinacional. IU ha realizado un acuerdo político con ICV y EUiA para defender el derecho a la realización de la Consulta catalana, con el fundamento y criterio que se cumpla lo que la población decida en Cataluña.

El pueblo de la nación supeditada y la clase trabajadora han de luchar para que se ejerza libremente el Derecho a la Autodeterminación con una Consulta o Referéndum vinculante, y sea cada Pueblo quien decida. Esta orientación se complementa con la defensa de la libertad de relación –libre unión o unión libre- entre pueblos y naciones soberanas libres con los Estados que decidan, en federación o confederación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada