20/9/13

La fuerza para conseguir realizar la Consulta



El nudo gordiano en la política catalana radica en organizar la #ConsultaSioSi. Este factor de votar en el ejercicio del derecho a la autodeterminación es también la clave de la crisis institucional estatal y de la Constitución de 1978.
Incluso sindicalistas federalistas unionistas como José Luis López Bulla o Manel García Bel están girando, ante la inmensidad y potencia de la cadena humana de 400 Km y 1.600.000 personas, a reconocerlo y considerar que la Vía Catalana ha emergido para quedarse. Quien quiera un Estado federal debe empezar por volcarse en que se organice la Consulta. Además añaden que se debe aceptar como vinculante el resultado de esta Consulta a la ciudadanía de Cataluña. Y que las leyes derogan leyes, por lo tanto hay que adecuarlas a la evolución del país, de España y de Cataluña. El no resolverlo incrementa las salidas unilaterales, en referencia a la independencia.
Sin embargo el derecho a la autodeterminación lo es a la separación, sin subterfugios, pues para ratificar el UnionismoSioSi no es necesario, como se ve por la posición del PP, seguido por el PSOE, con toda la fuerza del Estado. La constitución como nuevo Estado forma parte también del derecho a que me refiero. Y por supuesto, la población puede considerar que lo mejor es seguir como está ahora, unidos más o menos autonómicamente en el Estado del Reino de España.
Tampoco hay que tener muchas luces para analizar que para realizar la Consulta se necesita una potente fuerza ciudadana.
Esta fuerza, está desde hace unos tres años movilizada y creciente; ha desembocado en la Vía Catalana hacia la independencia. Para completar el panorama, la movilización para la Consulta, la Independencia y el Nuevo Estado dentro de Europa, ha llegado a construir una entidad ciudadana tanto original como innovadora: La Asamblea Nacional Catalana (2011). La ANC se convierte en una herramienta unitaria de la ciudadanía que toma conciencia y se organiza para conseguir la emancipación nacional.
No hay otra fuerza, ni proyecto político en torno al unionismo, que movilice o que tenga capacidad de hacerlo. El socialismo oficial del federalismo asimétrico o constitucionalista está dividido y desarbolado. La izquierda federalista plurinacional del Estado federal español único, está quedando afuera de la movilización real existente. ¿Quién puede movilizar, y está buscando la manera y el momento, es la derecha más reaccionaria española que defiende el actual Estado; como mucho con asesoramientos ilustrados de un federalismo de unión obligada coronada .
No hay perspectiva de ningún elemento que nos permita deducir que puede haber una reforma constitucional que incorporara el derecho a la autodeterminación. Tampoco hay una movilización española suficiente para imponer una soberanía española republicana plurinacional federal. El punto de posible ruptura, si los hay, ocurrirá en la movilización, la conciencia y organización en Cataluña en torno a la Vía Catalana.
Se especula sobre si habrá o no la Consulta. Es obvio que pueden frustrarla. pero quien ganaría sería la reacción neta española y la catalana, no la población ni las izquierdas.
Ahora bien, en el caso de que se organice la Consulta, cuestión que goza de una mayoría alrededor del 80% en Cataluña, y es la posición oficial de EUiA y de la Coalición ICV- EUiA, el hecho en sí mismo sería la ruptura con todo el entramado político y legal de la segunda restauración borbónica.
Establecer las alianzas adecuadas en Cataluña y en España, quiere decir abrir el abanico de las estrategias y propuestas políticas. El Estado y la República Federal española es natural para España y para la población española. Nosotros en Cataluña y entre la población catalana, la que vive y trabaja en este país, tenemos que hacer pedagogía para una República Catalana, libre y social, que pueda relacionarse y entroncar en la forma soberana -federal, confederal u otra- que la población decida con el Estado español. Las opciones federalistas y republicanas españolas deben tener los mejores vínculos fraternos y combativos con la fuerza catalana movilizada que pugna por la ruptura de la actual dependencia de Cataluña.

3 comentarios:

  1. Anónimo25/9/13 0:46

    Hola miembro de la Liga Norte y patético hispanófobo encadenado en la via hacia la división entre hermanos


    Josu Terribas

    ResponderEliminar
  2. Anónimo25/9/13 0:50

    Oye: que me dicen que como es que siendo tres gatos el POR determináis tanto en EUiA. EH, separador de hermanos y nacionalista maniobrero?
    Que me dicen que si definierías una posición respecto a lo de alzar una frontera entre hermanos.. se dividía en dos laEUiACUPNazcional. Pero vamos
    que igual tu te ibas con el PSAN dentro de S.I. y te dedicabas a jugar a dardos con Joseba Permach, orinándote en la clase trabajadora castellanohablante... y tan feliz tú

    Realitat Escolanets, amb CIU-ERC.CUP

    ResponderEliminar
  3. Anónimo25/9/13 0:57

    A ver justificame la inmersión en una sociedad plural, sino es por hacer asumir a los que más lo sufrieron la culpa del franquismo y por un clasismo y una ingeniería social nacionalista asquerosa.
    Por lo demás, hay tanta diferencia en que, por poner un ejemplo... te llamase fill de puta o hideputa (esto último ya salía en El Quijote). Vete a mamarla (no a Parla) sino a los racistas de la ANC


    Joan Tardói

    ResponderEliminar