30/12/11

Un gobierno para los suyos

La composición del gobierno PP de Rajoy es una imagen nítida de la involución política que se avecina. Un articulista lo ha definido con lucidez como "un gobierno con los lobbies dentro" (Pere Rusiñol en Público). En la carta de LA AURORA que reproduzco se incide en este concepto. Se ha dicho que era un gobierno de especialistas tecnócratas; es un gobierno de ejecutivos de las grandes empresas y finanzas, fieles y dóciles con la gran propiedad privada y los azarosos mercados de los poderosos dueños de la clase alta, burguesa, fríos y duros ante las necesidades y derechos de las clases baja y media. Un gobierno de recortadores sin compasión.
No hay ninguna duda de que el gobierno Rajoy representa los intereses de los más ricos, de la banca y las grandes multinacionales y de los sectores más retrógrados y centralistas. Para comprobarlo solo tenemos que dar un pequeño repaso a los ministros que ha nombrado.
Para Economía ha elegido a Luís de Guindos. En su persona se concentra la constatación de que los responsables de la crisis son los que ahora están gobernando. El  nuevo ministro fue presidente-ejecutivo de Lehman Brothers para España y Portugal. Como es bien sabido la crisis de ese banco fue el detonante de la actual crisis financiera. Pondrá en marcha las mismas recetas que llevaron a la desaparición del banco. Es decir, las razones de la crisis no son la avaricia y especulación del capital financiero sino la rigidez del mercado laboral, las pensiones públicas y los salarios. Todo esto debe ser recortado. Como colega le han puesto en Hacienda a Cristóbal Montoso. Debería ocuparse de recaudar más y mejor, sin embargo hasta hace bien poco gestionaba una asesoría fiscal dedicada a que las empresas paguen menos.
En Defensa Rajoy ha colocado directamente a un representante de la industria militar, Pedro Morenés. Fue consejero de la empresa Instalaza, fabricante de bombas de racimo y miembro de los consejos de otras empresas, como MBDA, fabricante de misiles. Y así uno tras otro. El ministro de Agricultura es por razones familiares un gran empresario agrícola y un gran perceptor de los fondos de ayuda europeos, así como un defensor de los trasvases fluviales. El ministro del Interior es miembro supernumerario del Opus y contrario a la Ley del Aborto o el matrimonio homosexual. La ministra de Sanidad ya ha empezado a negar la violencia de género considerándola “violencia en el ámbito familiar”. Rajoy “contará con los mejores” decían en el PP. También lo dijo CiU en Catalunya y resulta que sí lo son… pero sólo para los suyos.    
Ahora lo importante será qué puede, qué debe hacer la izquierda. Habrá que oponerse a los recortes, a la vuelta atrás de derechos, a la recentralización del estado de las autonomías, a las contrarreformas laborales, habrá que movilizarse y sobre todo habrá que generar el máximo de unidad de las izquierdas que represente una alternativa a las políticas del gobierno Rajoy.
27 de diciembre 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada