28/10/11

Otegi en la cárcel: "¡Sonreír, ahora ... a ganar!"


En los cambios políticos los liderazgos profundos y revolucionarios, las nuevas etapas democráticas y sociales de envergadura, han tenido en muchas ocasiones en la historia una antesala carcelaria. Sindicalistas como Marcelino Camacho, dirigentes políticos como Miguel Núñez. Innumerables ejemplos podemos encontrar en todos los continentes.
Otegi no va a ser una excepción a esa regla.
Si el líder de la Izquierda abertzale y de Batasuna sigue en la cárcel es por la incapacidad y bloqueo del Estado y el gobierno, atenazados por la inercia de una política antiterrorista, de una Ley de Partidos Políticos, y una Doctrina Parot, que son la punta del iceberg de un inmenso aparato legal, para legal e ilegal del terrorismo del Estado de derecho de la Monarquía.
El antiterrorismo de factura PP es una política contra lo vasco, para impedir la libertad de Euskadi, mientras niega la realidad de la nación vasca. La existencia del Estado español en esa concepción PP, expresión de la reacción más conservadora española, es la negación por la vía de la legalidad, los medios ideológicos, la represión en sus distintas versiones, de la realidad de distintos pueblos. Esta concepción política es la que convierte en un obstáculo inviable al Estado actual español, para la convivencia y buenas relaciones entre los pueblos y naciones que conviven en su estructura institucional.
Con esa concepción periclitada en la época del desarrollo de Europa, la inmensa mayoría de la ciudadanía española puede hacer suya la idea de una sola "España", pero cada día que pasa, a cada nuevo acontecimiento político, a cada roce económico, social, cultural, lingüístico, la fosa es mayor, pues las minorías nacionales consolidan y amplían su voluntad de existir asimilada a la de separarse del Estado que les impide ejercer sus derechos democráticos esenciales.
Selecciono unos párrafos de la Carta en la que Arnaldo OtegiMondragon, desde el Centro Penitenciario de Logroño, afronta la decisión de ETA.
"Hemos construido tenaz y laboriosamente este momento histórico en Euskal Herria. La valiente decisión hecha pública por la organización ETA de cesar de manera definitiva en su campaña armada acredita de manera indiscutible la sinceridad y honestidad de nuestra apuesta política por las vías exclusivamente democráticas y satisface plenamente nuestros compromisos tanto con el Pueblo Vasco como con la Comunidad Internacional.
Llegar hasta aquí no ha sido sencillo, ha sido una tarea tenaz, difícil y llena de dificultades(...) Y lo que desde nuestro punto de vista debíamos hacer (...) era sustituir una estrategia de carácter político militar por una estrategia que se desarrolla única y exclusivamente por vías pacificas y democráticas. (...) Para intentar que no llegáramos hasta aquí nos detuvieron, encarcelaron y condenaron... Ahora toca resolver las consecuencias del conflicto y construir un marco de paz y libertad justo y duradero. (...). También tocará más temprano que tarde abordar las causas del conflicto; para ello, nuestra propuesta es escrupulosamente democrática: la aceptación y respeto por parte de todos los protagonistas políticos, sociales y sindicales, de lo que decida la ciudadanía vasca sobre su futuro político e institucional... pero para que la paz sea completa corresponde ahora al Estado hacer desaparecer de nuestro pueblo todas las conculcaciones de los derechos civiles, políticos y humanos que todavía siguen vigentes... ¡Sonreír, ahora ... a ganar!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada