29/10/11

El lehendakari entre Aiete y la marea Bildu - Amaiur

Patxi López pretende no seguir la hoja de ruta trazada por la Conferencia internacional de paz de Aiete. Vano intento de retrasar lo inevitable. ETA ha cumplido. El gobierno vasco también tendrá que empezar a hacerlo antes de ser barrido por los votos. El gobierno español tampoco puede eludir la excarcelación de Otegi, la legalización de Sortu, el acercamiento de los presos y la derogación de la Doctrina Parot.
¿Se dan cuenta estos gobernantes que el escenario tras Aiete y la declaración de ETA es completamente distinto? Los propagandistas, analistas y tertulianos pueden propagar por doquier sobre la derrota de ETA. Lo cierto es que no pueden soslayar tratar las causas y consecuencias políticas de la situación en Euskadi. La ciudadanía no quiere volver a la situación anterior. Eso significa afrontar las víctimas de ambas partes, la inserción civil de miles entre activistas y refugiados y presos, el derecho a la actividad política cada cual con su ideario.
En la entrevista en Ajuria Enea entre el lehendakari y Bildu, Patxi López rechazó constituir fuera del Parlamento vasco una mesa de partidos con la representación de todas las fuerzas políticas para abrir un diálogo que conduzca a la resolución del "conflicto vasco". Esto es negar la existencia de Bildu y la presión de Sortu. El desprecio a las instituciones argüido por el lehendakari esconde la negativa e incomprensión gubernamental para aceptar la nueva relación de fuerzas surgida con el auge de Bildu.
Al aferrarse a un Parlamento no representativo por la ausencia de Bildu, debido a la ilegalización de la Izquierda abertzale en las elecciones autonómicas, el lehendakari está socavando su futuro y el del PSE. La mesa de partidos tendrá que constituirse aunque sea al margen del gobierno, y el PSE no podrá ser ajeno a la estructuración del nuevo tiempo vasco.
Bildu mostró nuevas cartas de la fortaleza de su iniciativa política al proponer a Patxi López que abra un diálogo bilateral con Navarra para implicar a los Parlamentos de ambas comunidades en afrontar la resolución de las causas del conflicto político.
Rufi Etxeberria consideró que "la reunión es de capital importancia para la normalización", y abogó para que los gobiernos de España y Francia abran un diálogo con ETA para tratar las "consecuencias del conflicto": las víctimas, los presos y el desarme. 

Foto: Los representantes de Bildu Óscar Matute, Peio Urizar y Rufi Etxeberria junto al Lehendakari, Patxi Lopéz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada