31/5/11

Elecciones y movimiento 15 M

Las elecciones han finalizado en medio de la irrupción del Movimiento 15 M con las acampadas, debates y asambleas en las plazas por parte de gente joven.

La crítica de esta movilización desde las plazas al sistema político y a lo más relevante del sistema social, con sus partidos y políticos comprados y adaptados a gestionar las decisiones y las políticas que imponen los poderes económicos, la derecha, ha generado una opinión sobre que esta movilización perjudicaba a las izquierdas y beneficiaba a la derecha. Por supuesto esta opinión incluso parecía reforzarse por el clamoroso avance y victoria del PP y CiU en Ayuntamientos y Autonomías.

Ahora bien, catorce días del movimiento 15 M en las plazas, permiten ver lo infundado de esta opinión adversa. Los debates, el sistema asambleario democrático, la confección de propuestas de claridad meridiana a favor del trabajo (contra los recortes y el paro), en defensa de los servicios públicos, y por los derechos democráticos de ciudadanía, configuran un panorama programático y de organización nítido de izquierdas. La cuestión está mejor planteada si nos preguntamos ¿qué habría pasado con la insulsa izquierda que gobierna con duros recortes de austeridad, en el caso de que no hubiera irrumpido esta movilización juvenil? ¿Hasta dónde habría llegado la marea conservadora y reaccionaria de las derechas?

Ha ganado la derecha, PP y CiU, y subido la extrema derecha, es por la crisis y por la gestión de políticas derechizadas. Todo el mundo se ha alzado en solidaridad con la plaza de Cataluña de Barcelona, ante las cargas de los Mossos (policía) de la Generalitat del consejero de Interior, Felip Puig, y del presidente Mas, ambos de CiU como todo el gobierno. Pero son los mismos Mossos y represión que hace poco disfrutábamos cuando el consejero era Joan Saura (ahora senador), de la coalición ICV-EUiA en el gobierno (tripartito) de José Montilla del PSC. La diferencia mayor ahora ha sido que las plazas han asumido y amplificado la denuncia de la represión.

En los municipios, y en autonomías, hemos de frenar las posibilidades de alcaldes y presidentes de la derecha. Esta actitud de salud política, ha de estar acompañada de los medios para frenar, impedir y combatir las políticas derechistas aunque se apliquen desde las izquierdas. En las investiduras procede votar la lista de la izquierda mejor situada (con una pinza en la nariz como decían en Francia, pues la derecha directa es aún peor), en los pactos de legislatura o de gobierno veo necesario conseguir asegurar políticas de izquierda, o no hacer ni pactos ni gobierno que obliguen a compartir políticas derechizadas. Coherencia y credibilidad política obligan.

Hemos de estudian a fondo resultados como los de Barcelona ciudad, Sant Adrià, Montornès, Blanes, Lloret, y tantas otras donde en este caso EUiA ha avanzado en un entorno muy adverso. Esto nos puede ayudar a combinar la actividad municipalista con la labor e inserción y construcción de tejido social ciudadano. También hemos de profundizar en retrocesos como los de Cerdanyola, Badalona, Sabadell, en algunos de ellos con una actividad movilizadora importante y con creación de nuevos organismos sociales y de la juventud como en Rubí.

La izquierda que promovemos no consigue erigirse en referente y alternativa de la gente trabajadora y joven. La grave pérdida del PSOE no va a un trasvase a IU o a EUiA, se diluye en el mar de la crisis.

La indignación juvenil, con la crítica y búsqueda de alternativas al sistema social y político, hacen camino pero parece que van por otro raíl del de IU y EUiA. ¿Quizás con las distintas tentativas de lo que hemos denominado refundación de la izquierda podemos construir una confluencia positiva? ¿La idea de las Mesas de convergencia puede combinarse y entroncar con el movimiento 15 M de las plazas?

Somos la gente de IU y EUiA la que nos hemos de aproximar a la gente joven movilizada, necesitamos escuchar, hacerse eco y amplificar la voz con las demandas políticas.

Foto de Ramon. Asamblea de la plaza Cataluña con el debate y acuerdo de permanecer ante la prevista fiesta del futbol barcelonista. La gente joven con la asamblea ha ganado ante la represión de los Mossos, y ante la marea humana barcelonista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada