19/5/11

Apoliticismo

En las fábricas la presión del apoliticismo abstencionista es fuerte. En ciudades industriales como en Rubí, con 7.000 personas en el paro y una población inmigrante significante, los colectivos, segmentos y clases sociales se expresan en muchas ocasiones en el anonimato individual de la ciudadanía. Esta categoría legal, la que en teoría es la fuente de soberanía y de representación política, es continuamente agredida en sus derechos cercenados en la práctica. De mil y una maneras que rezuman de todo el entramado social y político existente, se excluye de los derechos de ciudadanía democráticos a buena parte de la población trabajadora, a la juventud, a la mayoría de la inmigración. A la clase poseedora dominante del capital, las empresas, los Bancos, y del Estado con sus diversas instituciones, les interesa gestionar su democracia con la exclusión de todas las individualidades ciudadanas y estamentos sociales que puedan representar un fermento crítico y revolucionario que llegase a cuestionar u y desafiar la sistema social establecido.

Es interesante la comunicación preparada por un joven obrero de la Braun de Rubí, dirigida a los jóvenes y a las chicas de su trabajo.

"Apolítico/a.

Apolítico/a, este término es cada vez más usado entre nosotros, sobre todo por la gente joven. Veamos cual es su definición: * Apolítico/a: es el término que se usa para designar a aquellas personas que se caracterizan por una despreocupación más o menos radical y constante respecto a las cuestiones políticas y las ideologías. * Desde EUIA de Rubí nos preguntamos si realmente la población de nuestra ciudad se considera apolítica. * No nos creemos que a la gente de Rubí les de igual que le suba el pan, la luz, la gasolina o la vivienda. * No nos creemos que a los rubinenses no les importen los recortes agresivos practicados por CIU en materia de educación y sanidad, derrocando así el estado de bienestar que tanto ha costado conseguir. * No nos creemos que nuestra gente le de igual las reformas laborales que están rebajando cada vez más nuestros derechos difícilmente logrados antaño. * No nos creemos que Rubí tolere los más de 7.000 parados que existen en nuestra ciudad y no con buenos augurios en corto tiempo. * No nos creemos que nuestra ciudad quiera permitir los constantes desalojos de viviendas que están dejando a personas sin un techo bajo el que dormir. * Todas estas realidades y muchas más están ligadas al 100 por 100 con la política, es por eso, que no nos creemos que los rubinenses sean apolíticos. * La única apuesta política preocupada por todo esto es la izquierda. Pero la izquierda de verdad, la que quiere hacer pagar la crisis a quién le corresponde, no a los de siempre. * La izquierda de verdad en Rubí se llama Esquerra Unida i Alternativa. * Este 22 de mayo vota ICV-EUIA".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada