22/2/12

Valencia. Yo también soy el enemigo

Las porras de la violencia policial tuvieron que frenar su agresión ante la masividad de los libros en la manifestación de Valencia, acompañada de la solidaridad estudiantil y ciudadana en multitud de ciudades y poblaciones en todo el Estado.
Son síntomas de rebeldía frente al poder absoluto de la derecha y del PP, acompañado de CiU en Cataluña.
El PP ganó las elecciones. Pero el PP no resuelve la crisis ni puede contenerla. Al revés, va a recrudecer la dureza de la crisis contra la población trabajadora como lo demuestra en la contrarreforma laboral. Habrá más gente en el paro, mayor miseria. Y los síntomas tipo Valencia, tipo las grandes manifestaciones de 19 F, muestran que hay disposición de lucha en capas más amplias de la población.
El terror que atenaza ante la brutalidad de la crisis y de las políticas patronales y gubernamentales no es absoluto, habrá lucha. Habrá Lluís Vives. Planificar la movilización creciente y sostenida según proclama sindical necesita una referencia política y ciudadana, un ente que abandere la movilización contra los recortes del PP, de las grandes finanzas y de la UE.
El gesto de las personas diputadas del Grupo parlamentario de la Izquierda Plural ha dado en el clavo. La persistencia de las manifestaciones valencianas han tenido su eco en el Parlamento. Este sencillo gesto de los papelitos "Valencia. Yo también soy el enemigo" ha introducido algo de la calle. Las pancartas de la izquierda han denunciado la brutalidad policial y dignificado a la gente joven agredida. La mayoría absoluto electoral y parlamentaria del PP no acallará las protestas y la lucha. El PP tendrá que contar que su enemigo no le va a permitir seguir en el poder cuarenta años.
http://www.youtube.com/watch?v=SjFIDoCCqYw&feature=colike
Manifestación 21 feb 2012 Valencia from Pau Mik on Vimeo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada