27/3/09

¿Destino?


Miles de estudiantes y ciudadanía se han manifestado esta tarde en rechazo social de las agresiones de los Mossos (no en defensa de ellos como pide la consellera de Justicia Montserrat Tura, o los informes de los subordinados del Departamento de Interior).

La impresionante manifestación pacífica ha dado una gran prueba de madurez. Ha ido sin rumbo fijo por los obstáculos provocadores del operativo a las órdenes del jefe de jefes, Joan Delort. El hombre al que Montilla le ha pedido que siga en el cargo, protegiéndolo de Joan Saura. El mismo hombre con la confianza de años de la represión de Jordi Pujol y CiU.

La fecunda investigación de Interior, aún innata, endógena y absolutamente unilateral, de juez y parte, conocida por el viejo truco de las filtraciones, que exculpa a los Mossos e imputa a los libros de los manifestantes, se ha venido abajo con la marcha pacífica y cívica estudiantil. El próximo martes, día de la comparecencia anunciada de Joan Saura, no hay credibilidad, pues el arroz estará más que pasado. Y con el arroz sus mentores. La eco comparecencia está sentenciada por el respetable, que está ahora representada por el estudiantado pacífico. Y las 120 personas que se están agrupando para presentar las denuncias de agresiones del 18 M.

Las pintadas tan desagradables y lamentables como la de la foto ¿será el destino que se condena a ICV por mantenerse en Interior?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada