22/3/09

Congelación salarial

Nada menos que en SEAT. El paradigma de la industria automovilística en el Estado español.

Suenan tiempos malos para la lírica sindical. Esta representación de la clase obrera opta de momento porpor pagar un alto coste por la crisis, y de esa manera se hace la ilusión de que pasará y llegarán tiempos mejores. aguantar el chaparrón,

Que pasará, seguro. Hasta las guerras pasan, destruyen y después se construye. Que habrá tiempos mejores, también. Nuestros abuelos comían menos, sabían muy poco, dormían menos, se divertían poco, y no hacían vacaciones o después las hacían en su casa (al menos los míos de la Maquinista, de RENFE, Pegaso, y del Textil). Los costes son ya más dudosos. Serán más elevados cuanta más resignación haya, y menos lucha. Los plazos de inflexión aún no están delimitados, como no lo está la profundidad de esta crisis. Que la crisis tenga una salida favorable para las sanguijuelas que chupan las horas de trabajo y matan a la gente trabajadora, o que la crisis permita plantar cara y sacudirse, extirpar las sanguijuelas parásitas, depende de si hay resignación y postración, o la clase obrera, y las trabajadoras en general, se movilizan y presentan sus propias recetas.

En Bastidad’EUiA y en el explícito Tiempos de chantaje para la clase obrera de Àngels Castells, y en LA AURORA hay varias explicaciones sobre esta cuestión fundamental.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada