19/9/12

Santiago Carrillo Solares, dirigente y actor

Santiago Carrillo Solares (Gijón, 18 de enero de 1915 - Madrid, 18 de septiembre de 2012).

Cuando una persona se muere se tiende casi obligado al In Memorian para rescatar lo mejor de su huella, penetrar en lo más profundo de su alma, y por supuesto favorecer su eternidad en los cielos para unos y en la memoria para otros, mientras normalmente se excluye el infierno. Una excepción vívida fue en la misa del entierro de mi abuelo paterno, en la Iglesia de Sant Andreu del Palomar de Barcelona, pues el oficiante se descargó con anatemas e infiernos para las personas ateas y no practicantes como Paco (Francesc Matas Ribes), obrero de la Maquinista, antiguo sindicalista de la CNT en la guerra civil, admirador del "Noi del sucre" (Salvador Seguí), de Ángel Pestaña y de Andreu Nin, y por cierto cerril adversario de Carrillo.
Cuando una persona ha tenido relevancia pública, el balance de su trayectoria económica, social, literaria, científica o política, es otra cosa.
La evolución de la transición política del franquismo a la democracia parlamentaria monárquica no se puede comprender sin la función como actor de Carrillo.
El panegírico y la polémica incide en la doble moral de la hipocresía imperante, además la perspectiva histórica permite una aproximación más veraz y con diversidad de ángulos.
La visita de homenaje y tributo del Rey Juan Carlos a su súbdito forma parte de la escenografía política, altamente simbólica de los deseos de los poderes fácticos de los poderosos por encima de soberanías ciudadanas y quimeras de libertades.  
Carrillo, el dirigente de las JSU, el dirigente del PCE, el teórico político del eurocomunismo con su concepción del "revisionismo revolucionario, marxista", el de la peluca con la que acogió la bandera española y asumió la Monarquía, el favorecedor de la Constitución y actor de que una posibilidad de ruptura se remansara "en la serenidad y la responsabilidad cívica"*, en "serenar los ánimos y crear un clima de convivencia nacional"**, es también un dirigente que a lo largo de sus años ha finalizado en el concepto político de la izquierda, crítico con la crisis, con la nefasta incapacidad del capitalismo, con la impotencia de los partidos ante los poderes de la derecha.
Adjunto algunos enlaces:

EUiA: "Carrillo ha estat una figura de gran rellevància en la història contemporània d’Espanya i, en particular, de les esquerres espanyoles del segle XX".
Pelai Pagès (historiador; sobre una cena con Santiago Carrillo): "a instancias de Climent surgieron a la palestra temas conflictivos, como los asesinatos de Trotski o de Nin y la represión contra el POUM, Carrillo habló de ellos con toda tranquilidad y naturalidad, como si hubiese sido mero espectador de la historia que relataba, sin implicaciones personales de ningún tipo. Dijo una frase, sin embargo, que me impactó considerablemente: "En los años treinta ningún militante comunista a quien se hubiese pedido que asesinase a Trotski se hubiese negado a hacerlo".
* 25 enero de 1977. De la Declaración común del gobierno franquista y la oposición, citado en "Anti-Carrillo". El proletariadocontra la "Unión Sagrada", de Aníbal Ramos (Arturo Van den Eynde).
** 28 de enero de 1977. De la Declaración de la Oposición democrática, citado en "Anti-Carrillo". El proletariado contra la "Unión Sagrada", de Aníbal Ramos (Arturo Van den Eynde).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada