27/9/12

Independencia...



¿Vamos hacia una primavera catalana? Se ha vivido el impacto de la población catalana movilizada en la manifestación de la Diada del Once de septiembre. ¿Se frustrará este anhelo o progresará el sobrecogedor "Adiós, España!" De la oda insigne del poeta Joan Maragall (1898), o el escalofrío intenso que genera "La piel de toro" de Salvador Espriu?
Independencia y nuevo Estado; Sí, desde la decisión soberana de la ciudadanía, reflejada en una consulta o referéndum vinculante. Es decir, con la práctica del derecho a la autodeterminación, de decisión, que quiere decir derecho a la separación, a la secesión. Cabe decir derecho a la independencia para elegir de manera soberana completa el tipo de instituciones estatales, propias o españolas y europeas, monárquicas o republicanas. Y el derecho a escoger la libre relación entre pueblos, naciones y estados, en Europa y en España. Por tanto a elegir entre no tener ninguna relación, o federación, o unión, pero en todo caso decidida por la ciudadanía en Cataluña.
Lo que ha sucedido hace dos semanas es algo más que un arrebato estival. Es una marea profunda e imponente que lo remueve y cambia todo.
En la bandera cuatribarrada se le ha inscrito indeleble Libertad, Independencia, Cataluña nuevo Estado de Europa. Ni más ni menos.
Se puede ser autista, hacer el avestruz o mirar para otro lado, sin embargo el debate y la acción política se mueve en el epicentro de la marea sobre la independencia y el nuevo Estado. Las placas tectónicas catalana y española provocan con su choque un cambio de escenario.
En la manifestación afloró también la gran contradicción entre un liderazgo catalán de CiU y las necesidades sociales populares del 99%. Hubo pancartas y gritos contra el Pacto Fiscal y los recortes antisociales de CiU y el presidente Mas. La combinación entre la libertad catalana y social puede ser explosiva y beneficiosa: libertad soberana, nuevo estado dentro de Europa, compromiso social contra los recortes y el rescate de los poderosos de Europa, España y Cataluña.
EUiA se adentra en esta nueva etapa con una buena posición. Dispone de un barco, timón, rumbo y velas bien equipadas por la 6ª Asamblea Nacional de junio: con las propuestas de Nuevo espacio político, y la de Alianza entre federalistas, autonomistas e independentistas. EUiA se plantea adelantar a reunir las izquierdas para construir un liderazgo, una bandera, un frente que dispute la hegemonía de la derecha y de CiU.
ICV ha interpretado en positivo el significado de fondo de la orientación política de EUiA, escenificada con el concepto de una "Syriza catalana" y el compromiso con los movimientos sociales y sindical. EUiA e ICV han superado el autismo que aísla a varias tendencias políticas y dirigentes, se han implicado y han sido protagonistas del símbolo de cambio decisivo de este 11 de septiembre. Como CCOO y UGT con la Plataforma contra los recortes.
En todo este proceso de cambios la componente social trabajadora necesita que no haya concesiones, connivencias y acuerdos nacionales que pongan sordina a las reivindicaciones sociales. Los derechos sociales no pueden quedar supeditados a los intereses de los poderosos del 1%. Ni subordinación social a la burguesía e instituciones catalanas, ni a la burguesía ya las instituciones españolas del estado monárquico.
Debe establecerse una combinación complementaria y sin subordinaciones entre los aspectos sociales básicos y las libertades fundamentales.
¿Implica eso que ahora toque "todos-con-el-presidente" (Mas de CiU)? ¿como en la convocatoria de la ANC en la Plaza de Sant Jaume? ¿El NO del presidente Rajoy del PP en el Pacto Fiscal del presidente Mas de CiU, comporta aceptar las políticas de recortes sociales y de rescate económico como mal menor para la libertad de Cataluña?
EUiA e ICV deben estar preparadas para no otorgar el liderazgo de acuerdos parlamentarios soberanistas a CiU, por lo tanto preparar las resoluciones propias adecuadas, diferenciadas de la derecha catalana. Unas declaraciones que relacionen todo lo que corresponda a pasos de libertad y soberanía con la defensa de los derechos sociales y contra los recortes, con alianza estrecha con los sindicatos, la plataforma contra los recortes, por Dación en pago y todas las demás. Tampoco conviene pedirle al presidente Mas de CiU ningún liderazgo, pues lo que hace falta es trabajar por la alternativa en la doble clave nacional y social. Necesitamos hurgar entre las contradicciones profundas entre la masa popular y trabajadora del 99% y la hegemonía derechista y burguesa del 1%.
El Estado federal plurinacional y el federalismo único obligado se puede quedar bien desfasado en este Estado del reino de España. Una República catalana, libre y social, con relaciones libres con los otros pueblos decididas por la ciudadanía, es una bandera alternativa a desplegar con convicción.
Lo que está en cuestión es una Cataluña el 99%. Una Cataluña libre y social contra los recortes del presidente Mas de CiU y Rajoy del PP.
Todo paso hacia la emancipación y soberanía catalana debe pisar firme con la pierna de libertad nacional y la pierna social. Inmersión en la marea popular catalana de libertad. Cataluña no puede pretender ir coja, si quiere ir lejos haciendo su camino.
Oda a España: http://www.xtec.cat/~jrovira6/restau11/gorina.htm
La piel de toro: http://www.ruedoiberico.org/libros/textos.php?id=31

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada