11/6/09

Alerta al rumbo

Cuando la izquierda en el gobierno pacta sus políticas estructurales con la derecha, pactos nacionales o de país, beneficia a ésta, y perjudica a la mayoría trabajadora. La gente trabajadora se retrae. La gente trabajadora y juventud más consciente se confunde, se desanima, y desconfiada, frustrada, se aparta de cierta izquierda inconsecuente. Se neutraliza. Se encierra en su problema individual, en su casa y Tele. La vanguardia de cada movimiento se divide en la búsqueda de salidas a esta adaptación de la izquierda a la derecha, o a la inmovilidad, o incluso a la dificultad de movilizar. La derecha coge oxígeno desde su pedestal de ser los poderes económicos y la inmensa mayoría de los institucionales del aparato del Estado. Las alternativas transformadoras se estancan o retroceden si no se diferencian y movilizan de forma muy clara a favor de las necesidades trabajadoras y en contra de estas políticas que en realidad proceden de la derecha o están determinadas por ella. El descenso de votos es una alerta no para medrar sino para cambiar el rumbo. A izquierda. A la inmersión y movilización social.

Después de las políticas de derechas realizadas directamente por la derecha, lo que mejor le viene a la burguesía y peor a la clases trabajadoras, son las políticas de derechas gestionadas y aplicadas por las izquierdas.

La crisis es de derechas. Por el momento las medidas para la crisis están hegemonizadas por la derecha. Desde el gobierno español PSOE Zapatero, o el gobierno tripartito catalán PSC Montilla, no se aplican soluciones de izquierdas, aunque haya parches. Al menos en las elecciones quien se lleva el gato al agua de las políticas de estos gobiernos no es el PSOE, ni el PSC, ni IU, ni ERC o ICV-EUiA.

Coherencia con la propuesta de soluciones de izquierdas. Empecemos a dar ejemplo desde la dirección, desde donde estemos en gobiernos, en Parlamentos o Consistorios, para llegar hasta la sección sindical, la empresa, el barrio, la Universidad y Escuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada