20/11/12

El hambre de cinco sindicalistas contra un gigante



Cinco sindicalistas de TELEFÓNICA están en Huelga de hambre para protestar por el despido de 2 trabajadores en febrero de 2011 mediante el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores y bajo el amparo de la Reforma Laboral de octubre de 2010 La Carta de La Aurora asume el compromiso de contribuir a romper el aislamiento informativo.
La lucha no para sigue. El pasado 5 de Noviembre, 5 trabajadores de TELEFÓNICA comenzaron una huelga de hambre para protestar por el despido de trabajadores a la empresa en febrero de 2011 mediante el artículo 52.d del Estatuto de los Trabajadores y con el amparo de la Reforma Laboral octubre de 2010. Además se da la circunstancia de que dichos despidos, en principio "procedentes", han pasado a ser improcedentes una vez han pasado por las instancias judiciales.
Sin embargo, una empresa con más de 10.000 millones de beneficio no los readmite, demostrando que está por encima del todo y de todos.
La plantilla de Barcelona durante estos 20 meses ha hecho de todo. Huelgas, concentraciones, manifestaciones, e incluso acciones vehiculadas con las redes sociales como Flash Mob, o conseguir Treding Topics en Twitter, combinando y complementando las nuevas y las viejas formas de lucha.
Ahora luchamos, tal y como ha definido una periodista con "el hambre contra un gigante", es decir con una huelga de hambre para llamar la atención, que el reparto de esta sociedad es muy injusto. Los beneficios de las grandes empresas, como Telefónica son nuestros despidos o todas las formas imaginables de precariedad de los trabajadores que no tienen el derecho de tener voz, al contrario que nosotros.
Sabemos que despidos como los de Telefónica hay muchos, pero este hecho lejos de resignarnos lo que hace es que nos levantamos con más fuerza, porque no queremos permitir los más cercanos, para poder luchar contra los despidos más lejanos.
Queremos compartir nuestra pequeña o gran victoria, con el resto de trabajadores y que sea como estímulo, a la actitud cotidiana de no resignarse. Y si perdemos, como dijo el poeta Pablo Neruda, seremos una flor cortada como tantas otras, pero ni cortando todas las flores, podrán parar la primavera.
Y queremos tener la posibilidad de inventar y disfrutar de nuestra propia primavera. Por eso damos un paso adelante este 25 de noviembre. Votamos la coalición que, a los actos electorales, en la calle, nacional e internacionalmente, está luchando para romper el silencio sobre esta lucha. Una coalición comprometida con la gente trabajadora. El 25N vota ICV-EUiA. Servirá para extender y continuar la lucha.


Vota ICV-EUiA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada