19/9/14

Escocia Vota, gana el NO y una Autonomía


Colegio electoral en Escocia.
Se puede votar en Europa en el ejercicio del derecho a la autodeterminación. Escocia y Gran Bretaña lo demuestran.
Escocia ha perdido el envite y el referéndum. 55 % No a la independencia, 45 % Sí. Sin embargo nada quedará igual.
Según el primer ministro británico, David Cameron, conservador y neoliberal, "permitir la consulta fue lo correcto, hay que respetar los derechos de los ciudadanos".
Esbozo unos elementos de reflexión.
* Un pueblo concreto europeo ha decidido, ayer, 18 de septiembre de 2014. Escocia conseguirá un nivel de Autonomía que no tenía, por los compromisos adquiridos por el gobierno británico para desactivar la secesión.
* El pueblo escocés no rompe ni supera el marco estatal de la Gran Bretaña y de la Corona.
* Se necesita el apoyo y sostén activo o la neutralidad de los otros pueblos e izquierdas del Estado.
* Era más fuerte la presión y acción parlamentaria y gubernamental que la popular.
* En Catalunya y España la situación es bien diferente. Hay un movimiento popular cívico inaudito y multitudinario en Catalunya, incluso una entidad surgida en el proceso por la consulta como es la ANC (Asamblea Nacional Catalana). El gobierno y el Parlamento catalán van a remolque del anhelo y clamor cívico -"V" 11 de septiembre: "Pongan las urnas!"-. CiU está perdiendo su hegemonía política en este proceso a favor de ERC. El Estado y el gobierno español va a la contra total y quieren impedir las urnas y el voto, que tachan de ilegal y  antidemocrático.
* Se necesita conseguir una parte del apoyo de la izquierda y de la población española, una alianza entre federalistas, soberanistas e independentistas.  Hay la importante excepción parlamentaria de la Izquierda Plural con IU en el Congreso que apoya y vota a favor de la consulta en Cataluña. Podemos ha indicado desde Madrid que no están por la independencia pero defienden completamente que se realice la consulta que se desea en Cataluña.
* Quizás se razonará que, para que salga el No, no vale la pena ninguna crisis, confrontación, ni siquiera poner las urnas y por lo tanto hacer efectivamente la Consulta en Cataluña. Pero este argumento unionista elude el hecho que incluso si hubiera una negativa popular en la Consulta, sería su voto lo decisivo, con lo cual se rompe el edificio constitucional de 1978, con el sistema de poder y social y bipartidista que se sustenta bajo la Monarquía española de las Autonomías.
* Para toda concepción republicana un NO en la consulta catalana es un contrasentido pues representa en los hechos quedarse y mantenerse unidos a la Monarquía. ¿Qué izquierda se sitúa en la preferencia de mantenerse unidos a la Monarquía para evitar la secesión de Catalunya? ¿No se ve que esta Monarquía no tiene nada que ver con una república? Además, una ruptura democrática por parte de Cataluña podría arrastrar a este Estado, hacer inviable el Reino de España, y abrir un proceso real republicano.
* Al menos en los plazos del 9 de Noviembre, la consulta es un camino consecuente concreto para una ruptura democrática. Para iniciar el hacer camino a una república, es imprescindible un proceso constituyente hacia una República catalana.
* Quien impulsa y moviliza la conciencia y a la ciudadanía del pueblo catalán es quienes pelean por la Consulta. Además, el motor de la Consulta ha sido la demanda de Estado e Independencia por parte de la población que quiere votar, decidir y libertad. La Consulta del 9 de Noviembre no existiría sin la presión secesionista. La tendencia de fondo que impulsa la consulta está representada por los Síes. Los Noes, o no quieren lisa y llanamente la Consulta, o flotan en la duda de la indefinición con los sueños en una república federal española inexistente en el horizonte próximo, al menos el político.
* El espacio de entendimiento, consenso y alianza expresado en el manifiesto en Cataluña de "Izquierdas por el SíSí", ofrece un contenido social y político de izquierdas coherente con una ruptura política con el actual Estado y Monarquía.
Según Andy Robinson: "Sin embargo, tras uno de los sustos más grandes para el establishment británico desde la decapitación del rey Carlos I y la declaración de la república inglesa en 1645, nada volverá a ser igual en el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte." "Cualquier conato de triunfalismo en los tres partidos oficiales -laboristas, conservadores y liberal demócratas- recibió un jarro de agua fría al ver el extraordinario resultado de Glasgow, la ciudad más grande de Escocia, donde el sí ganó al no por el 53% al 47%. El independentismo ganó también en Dundee." "Es decir, que el Reino Unido debe redefinirse para sobrevivir. Todos los diarios en Escocia que pidieron un voto a favor de la unión condicionaban esta posición a una rápida transferencia de poderes a Escocia."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada