5/10/13

Innovación cívica y política


La capacidad en la innovación tecnológica se considera como un factor estratégico esencial para la actividad económica y del trabajo. La fórmula I+D (Investigación y Desarrollo) se ha ampliado a I+D+i (Innovación). En las ideas, en la sociedad y en la acción política, la Innovación representa también la capacidad de forjar y actuar según nuevas situaciones, pautas y organismos.
La crisis económica ha dado paso a fenómenos de innovación de gran impacto.
Como el 15 M con las asambleas de las plazas y la capacidad unitaria, extendida a todas las ciudades del Estado, promoviendo la empatía y apoyo de la población.
Las Mareas reivindicativas sectoriales, son de una simbología visual de gran potencia, con los colores de las camisetas, identificadores claros y simpáticos de los sujetos de movilizaciones unitarias parciales. Las Mareas desarrollan una función decisiva de acción combativa, métodos de convocatoria y de liderazgos, con organismos de referencia que fomentan la lucha unitaria.
Una de las características de esta innovación social, en la reivindicación y movilización, radica en que surjan desde la base social -de abajo arriba-, mientras son autónomas de los partidos adaptados a las instituciones parlamentarias y gubernamentales, además de buscar liderazgos diferenciados de los conocidos. Las limitaciones son a la hora de buscar confluencias entre las diferentes mareas sectoriales y, sobre todo, con el sindicalismo más amplio o los partidos con representación trabajadora parlamentaria.
Syriza en Grecia ha sido un ejemplo de innovación política. En la 6ª Asamblea nacional EUiA lo asumió como idea para un nuevo espacio político en Cataluña. Ahora bien, a más de un año esta buena idea está todavía en mantillas. Con el agravio añadido que los pretendientes a nuevos espacios o plataformas plurales quieren cada uno liderar la nueva cosa o sujeto político, incluso predeterminar los otros componentes de una posible confluencia.
En Galicia ha sido Anova y la alianza AGE (Anova, EUG, EEG, Eq) quien ha logrado innovar el panorama político gallego. La idea de Frente Amplio para romper con la Troika y sin exclusiones, es otra experiencia que se está tanteando respecto a una candidatura para las elecciones europeas.
IU lo está animando con la propuesta de Bloque Social y Político.
La Vía catalana hacia la independencia con la Asamblea Nacional Catalana (ANC) es una experiencia de innovación de éxito contundente de la componente movilizada de la ciudadanía en Cataluña. Tanto la Vía catalana como el ANC son un fenómeno de la expresión de la conciencia creciente y profunda de la necesidad de libertad y soberanía catalana. La tendencia a una estructuración política catalana ha aflorado en la movilización multitudinaria del pueblo. La Vía catalana y la ANC son un resultado de la fuerza popular. Asimismo se consolidan como impulsores y garantes de una nueva perspectiva en Cataluña.
La conformación de bloques o espacios políticos que se hagan la ilusión de poder ser alternativa al movimiento de la Vía catalana hacia la independencia, o de que se podrían desarrollar en paralelo a la ANC, despreciando la misma, se condenan a la marginalidad o a comulgar con los postulados centralistas estatales conservadores de la Constitución coronada de 1978. Las propuestas de Tercera vía, con Duran (UDC) y Pere Navarro (PSC) son una vía de mantenimiento del autonomismo con toque federalizante que no corresponden ni a la movilización catalana, ni a la política del Estado español, ni de los partidos del bipartidismo entre el PP y el PSOE.
Del Boletín electrónico de EUiA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada