9/5/12

La austeridad UE rechazada

En Grecia ha surgido el sorpasso de Syriza, en Francia el Frente de Izquierdas ha ayudado en mucho a la derrota de Sarkozy y a la presidencia de Hollande. En Grecia se ha hundido la socialdemocracia del PASOK, después de movilización y huelgas generales continuas contra el rescate que hunde al país. En Francia la población se vuelve a acoger a la socialdemocracia para derrotar a la derecha conservadora . Con este cambio en Francia el eje Berlín-París está obligado a variar su política. El capital financiero y los grandes poderes económicos de la Unión Europea han sufrido más que un contratiempo, en las urnas y por vía electoral ha emergido el profundo malestar social. Es una derrota de las políticas de austeridad por vía electoral, la gente de abajo dice NO como puede. Consolidar esas derrotas electorales es cosa de movilización, unidad y alternativa política. Adjunto la declaración de La Aurora-POR.
En las últimas dos semanas, los trabajadores y trabajadoras europeos han derrotado en las urnas las políticas de ajuste y austeridad del Pacto Fiscal impuesto por la UE, el BCE y el FMI. En todas y cada una de las elecciones habidas -presidenciales en Francia, legislativas en Grecia, regionales en Alemania, municipales en Italia- el eje Merkozy ha sido rechazado, a favor de los partidos que han defendido públicamente un giro de las políticas económicas a favor del progreso social y económico, el gasto público y la defensa de los servicios públicos e inversiones del estado del bienestar.
Hay que sumar a esta lista la ruptura de la coalición de derecha extrema en Holanda y la derrota, con la excepción de Londres, del partido conservador en las elecciones municipales británicas.
Las políticas de ajuste y austeridad que destruyen empleo y condiciones sociales están erosionando en toda Europa el bloque hegemónico de la derecha neoliberal, al mismo tiempo que castigan a aquellos partidos social-demócratas que no rompen con la lógica socio-liberal. El “vaciamiento” de la democracia en el que operan las estructuras de la UE, instrumento de la oligarquía neoliberal europea, se traslada ahora a los estados miembros, a los que Bruselas impone “gobiernos técnicos” a sus órdenes, los “interviene”, o los chantajea cortándoles las ayudas si no forman gobiernos de “salvación nacional” neoliberales.
Esta es la segunda derrota táctica sustancial de la oligarquía europea tras el NO a la pseudo Constitución neoliberal de la UE. Como entonces, inicia un giro en la situación política europea en la que la resistencia sindical, de los movimientos sociales y de los indignados empieza a ser capaz de expresarse en el terreno institucional, aunque sea aun de manera defensiva.
La tarea ahora es ampliar la resistencia contra las políticas de austeridad en toda Europa, coordinar las luchas a escala europea, y poner las bases de una alternativa política propia, con el objetivo de articular un bloque hegemónico de la izquierda. En este sentido, consideramos muy importante los avances del Front de Gauche en Francia y de SYRIZA en Grecia, con sus propuestas de frente único y su programa europeo para una salida de la crisis a favor de los trabajadores. Porque aunque la izquierda ha derrotado a Merkozy, aun no se ha ganado en la aplicación de otras políticas.
Estos resultados electorales y las movilizaciones sociales, las huelgas generales, que les han precedido y los han hecho posibles demuestran que es posible y necesaria una salida política por la izquierda en toda Europa: la comunitarización de la deuda soberana en los eurobonos, un presupuesto comunitario para el crecimiento y la defensa del estado del bienestar, un BCE al servicio de esas políticas y bajo control del Parlamento Europeo, reformas fiscales progresistas y coordinadas en toda la UE…
A los cuatro meses de la victoria electoral del PP en el Reino de España, sus políticas neoliberales están hundiendo su economía y nuestra sociedad en una segunda recesión de la que solo ellos son responsables. Como en el resto de Europa, las encuestas demuestran una caída a plomo en sus expectativas de voto, como se ha puesto de manifiesto en Andalucía. Es fundamental además, porque es posible, derrotar a los gobiernos de la derecha en Asturias y Extremadura. Lo permite la dinámica de movilizaciones sindicales y sociales tras la huelga general del 29-A, cuya próxima cita es el 12-M. Por ello cada derrota electoral de la derecha debe ahora consolidarse con la movilización en la calle, en las empresas, en los centros de estudio. Apoyamos la propuesta de CCOO y UGT de celebrar un referéndum sobre las políticas de austeridad de Rajoy. Y en otoño, las elecciones en Euskadi deben consolidar estas derrotas de la derecha.
La derrota de las opciones que defienden las políticas neoliberales es el primer paso para mejorar la situación política europea, para tomar medidas que mejoren la situación material de las familias trabajadoras, para lograr un nuevo impulso de la izquierda. Hay que continuar la lucha y construir entre todos y todas una alternativa social y política que derrote a la oligarquía europea y permita una salida a la crisis a favor de la clase trabajadora. 8 de mayo 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada