30/3/12

Inadmisible mantener la reforma laboral

Ilustración de Arnal Ballester en el 29 M.
El éxito de la huelga general hace inadmisible mantener la reforma laboral de Rajoy del PP con el apoyo de Mas de CiU.
La movilización elevó el tono al cerrarle el paso a Arenas del PP en el gobierno de la Junta de Andalucía, y con el retroceso de las derechas en Asturias. Las elecciones representaron un punto de ruptura en la subida avasalladora de la marea azul reaccionaria del PP. No sabemos si sólo se ha detenido o además expresa una inflexión en la conciencia ciudadana que se desvincula del PP justo al probar las primeras semanas de sus políticas, pero en todo caso es patente que el PP lo tendrá muy crudo para imponer las políticas reaccionarias.
La gran y masiva movilización de ayer #HG29M consolida en el aspecto vital sindical y social laboral la tendencia que nos muestra que, a los tres meses de gobierno, el PP de Rajoy ha dilapidado su capitales de votos. El PP ya no puede guarecerse en que tuvo mayoría absoluta en las elecciones generales. El PP tiene mayoría absoluta de personas diputadas en las Cortes, pero la base social de la ciudadanía le remueve la silla. Los señores de las finanzas, los mercados y de las grandes empresas, no estarán demasiado contentos en que el gobierno PP no sirva para doblegar a la gente trabajadora. El espectro de Grecia emerge también negativo para los negocios de los poderosos. Tampoco los Fainé y Olius se frotarán las manos con el gobierno Mas de CiU, ni con la proclama de corte soberanista de El Oriol Pujol en CDC. El dinero sólo entiende de banderías cuando le puede asegurar y dar más dinero. La inmensa movilización catalana pone sobre el escenario de juego que los gobernantes son incapaces de mantener el gallinero sin alboroto. La amenaza de concienciación de los siervos sobre su fuerza unitaria, es un toque de atención para que la rebelión no crezca y estalle.
La paralización de las empresas, los polígonos y la proliferación de piquetes sindicales ciudadanos, ha sido muy importante. Las manifestaciones del mediodía y de la tarde en todas partes han sido imponentes. La de Barcelona fue de las que se llaman "del Millón", haya un millón de personas o no, porque expresan el sentimiento masivo y generalizado de la población trabajadora en unión con el sentimiento de la ciudadanía.
La huelga y las manifestaciones han sido un clamor de fuerza sindicalista y una vertiente ciudadana de gran impacto.
La reforma laborar del PP ha quedado bien tocada en la línea de flotación. Los recortes de CiU-sueldos, hospitales, enseñanza, etc.- quedan bien cuestionadas.
Sí, Alcalde Trias, Sí portavoz Generalitat Homs, es eso que la ciudadanía ve inadmisible.
La imponente fiesta de huelga general, y la masiva manifestación, no podrá eludirse con algún alboroto y actos vandálicos. La grandiosa irrupción trabajadora y ciudadana no lo ahogarán las miserias de quien se aparta de la movilización unitaria, y de quien confunde acción y fuerza masiva revolucionaria, con unas limitadas hogueras improvisadas. Felip Puig, consejero de Interior, tal vez sea feliz en algún telediario de que las provocaciones y las acciones dichas violentas puedan ocupar puesto e imagen, pero es innegable que el gobierno empieza a temblar de que la bases social en que se basa inicie otro camino.
La cuestión ahora es materializar el rechazo masivo a la reforma laboral y a los recortes. Debemos continuar por la retirada de la reforma laboral, de las medidas nefastas de los Presupuestos Generales del Estado, de los recortes de Mas. No basta con estar en contra, hay que seguir para que las retiren.
La huelga y las manifestaciones demandan que se cumpla el objetivo. Este es el éxito que queda por alcanzar.
Los Sindicatos tienen una grandísima responsabilidad. Los partidos y los mil y un organismos, así como el espíritu del 15 M, forman parte de lo que se necesita como referencia social, política y ciudadana que encabece el éxito, con la columna troncal sindical. Conviene una plataforma o entendimiento amplia para el nuevo tiempo social y político.
Enlaces relacionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada