16/3/12

Caos del mercado

Todo el edificio de relaciones laborales, negociación colectiva y legislación no sólo se tambalea, se desmorona de forma acelerada arrumbada en añicos por la acción destructiva de la crisis, con una política económica nefasta para la población trabajadora e inútil para resolver la crisis. Los actores más visibles son en España el gobierno estatal del PP, los gobiernos autonómicos con la Generalitat de Cataluña de CiU. CiU actúa de acicate de la austeridad recortadora del PP, y de unidad PP-CiU bien compenetrada y dependiente del PP. Los otros actores son los Sindicatos ahora con la movilización de huelga general contra la reforma laboral que destruye más de tres décadas de negociación y legislación laboral.  El trasfondo es la incapacidad del sistema económico capitalista de fomentar riqueza para las clases trabajadoras que la crean y generan y la dificultad de las clases productoras en frenar el parasitismo y expolio de los señores del dinero y de los mercados. La lucha obrera y trabajadora  es el camino para construir alternativa política y social al caos de la propiedad privada del mercado capitalista. Paso la Carta de La Aurora.
Convencer, organizar, actuar. La convocatoria de la huelga general es un paso imprescindible para responder a la reforma laboral y a las políticas de recortes de derechos. No hay ninguna duda de que es necesaria para lograr una demostración de fuerza frente a las duras políticas neoliberales que están implantando.
La convocatoria es sólo el primer paso. El siguiente es todo el esfuerzo por convencer, no sólo de lo dañina que es la reforma, cosa bastante fácil, sino de que la huelga es un instrumento útil que si es mayoritariamente seguida tendrá resultados prácticos. Dar argumentos para combatir el miedo a perder el empleo que paraliza a una parte de la clase trabajadora; uno de los objetivos de la huelga es justamente que el empresario no pueda despedir sin causa y además más barato. La pérdida de salario que representa un día de huelga es un esfuerzo que hay que hacer, a pesar de los bajos salarios o de los recortes sufridos porque el daño aún será peor si lo comparamos con lo que representará la aplicación de la reforma laboral en pérdida de derechos y arbitrariedad de los empresarios. Explicar, explicar, explicar lo que representa la reforma laboral. Convencer, convencer, convencer, es la tarea.
Para preparar la acción hay que organizar. Reunir asambleas, organizar a la gente activa en las empresas. Buscar el máximo de unidad en todos los ámbitos, de las secciones sindicales en las empresas, de todos los sindicatos, levantar comités unitarios en las localidades y barrios. Extender la convocatoria e implicar a la juventud, la reforma les ataca directamente, incluso aunque no tengan empleo pues reduce sus derechos y les convierte en esclavos modernos. Organizar a las personas en paro para denunciar que no se juegue con ellas para recortar derechos. Se necesita crear, entre todos y todas, dentro y fuera de las empresas, el ambiente ciudadano necesario que genere confianza y fuerza de que la acción va a ser masiva y decidida.
Y finalmente el día 29 habrá que actuar. La fuerza estará en la capacidad que se haya logrado de convencer y organizar y ese día de demostrar en la calle que la clase trabajadora y la mayoría de la ciudadanía no quieren esa reforma laboral, no quieren el recorte de prestaciones en sanidad y educación, ni que se liquide lo conquistado en muchos años de esfuerzos. 13 de marzo de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada