17/5/13

Andreu Nin


Elegía de Andreu Nin, por Eugeni Granell.
Un revolucionario catalán, ibérico y universal. Andreu Nin (1892-1937) simboliza las raíces de la tierra trabajadora desde el compromiso revolucionario. Ejerció de secretario general de la CNT y de la Internacional Sindical Roja, concejal de la ciudad de Moscú y secretario político del POUM, también de consejero de Justicia de la Generalidad de Cataluña.
Nin (Oposición de izquierdas española, Izquierda Comunista española) y Maurin (Federación comunista Catalano-Balear, Bloque Obrero y Campesino) se atrevieron a agrupar varias de las tendencias de la III Internacional en la unificación marxista. El nombre de Nin, Maurín y del POUM son una componente vital del proceso revolucionario español y catalán. Nin y Maurín consiguieron desarrollar una estrategia básica para el futuro revolucionario de nuestros países.
Su aportación viva es sobre el lugar revolucionario de la clase trabajadora, la relación entre las libertades y las demandas democráticas (tierra, laicidad, República, Nación) y las revolucionarias, la necesidad de enfocar el factor nacional desde la concepción de Repúblicas y uniones libres, con la experiencia entonces reciente de la gran revolución del octubre soviético. Maurín estudió las experiencias autóctonas, el municipalismo revolucionario, para conseguir una estrategia y una visión que, aunque bebiendo de las revoluciones burguesas francesa y la soviética obrera campesina de Rusia con las lecciones del marxismo, significara la fórmula genuina revolucionaria española y catalana.
La herencia revolucionaria y el espíritu profundamente crítico del POUM pervive en el imaginario colectivo. El POUM fue aniquilado por querer seguir el proceso revolucionario cuando los grandes poderes tenían otros proyectos para España.
Unos, aniquilar el proceso democrático trabajador con el levantamiento nacional fascista de Franco, patrocinado por Hitler y Mussolini; otros al supeditar la revolución española en la diplomacia del Kremlin de Stalin de entendimiento y supeditación a las democracias burguesas europeas y a intentar evitar la enfrentamiento con el nazismo militarista de Hitler. La concepción del socialismo en un solo país, junto a priorizar etapas democráticas en los otros países, hizo estragos en Rusia y contribuyó a enterrar la revolución española.
El 16 de junio de 1937, Andreu Nin, junto con otros dirigentes, fue detenido y asesinado en el marco de las purgas comandadas desde el Moscú estalinista. Este año la Fundación Andreu Nin hace un reconocimiento público a Andreu Nin en el Parlamento de Cataluña, será el 17 de junio a las 18,00 h en la Sala Gran de Actos del Parlamento.
Para participar en el Acto del parlamento haga llegar sus nombre, apellidos y DNI a: ferranlopez444@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada