19/5/15

Vota confluencia “En Común”, coaliciones con IU, agrupaciones de electores de izquierdas o mareas.



Las siglas clásicas "de partido" han optado por la fusión de las confluencias y de las realidades autóctonas locales para estas elecciones municipales del próximo domingo 24 de mayo.
El mestizaje es para unas un blanqueo y para otras una convicción profunda de que se necesita promover cambio y ruptura en todos los ámbitos, incluidos los de la representación electa en las instituciones municipales.
Se aducirá que en su mayor parte aún perviven las listas de partidos, por supuesto. Ahora bien, salta a la vista que en las principales urbes, en las que se concentra una gran masa ciudadana de población, la tendencia que emerge y avanza es la confluencia unitaria, con el bastión de proa de la que ha sido líder de la PAH, Ada Colau y en "En común" de "Barcelona en comú".
Para la Carta de La Aurora estas candidaturas son las que conviene votar para un cambio hacia la izquierda en los Ayuntamientos. La Carta:
24-M, empieza el fin del reinado del PP. En las elecciones del próximo domingo 24 de mayo van a estar en juego más de 8 mil municipios y un buen número de Comunidades. Todo indica que los resultados marcarán el fin del reinado del PP.
Hoy los de Rajoy controlan 12 de los 17  gobiernos autonómicos, el gobierno del 46% de los ayuntamientos del Estado y la alcaldía en 40 de las 52 capitales de provincia.
Empezar a pensar en acabar con la política austericida y sus enormes consecuencias de sufrimiento sobre la vida de millones de personas en el Reino depende, en buena medida, de que el PP pierda la mayor cantidad de poder institucional que los votos permitan y que su alter ego, Ciudadanos, no le valga de muleta para la suma.
Estos años de larga y dura crisis, han sido años de enseñanzas y de luchas. Años que han mostrado como los dispositivos de la transición, sus leyes y organismos no valen para atajar el dolor provocado y la libertad cercenada a la inmensa mayoría de la población.
Regenerar la democracia exige ejercerla con más profundidad, exige un proceso de procesos constituyentes que posibilite limpiar la vida pública de la corrupción y conquistar derechos, nuevos y de siempre, sobre bases diferentes y más sólidas; en otras palabras, republicanas y universales.
Pero ese desgaste del régimen del 78, forzado por el empuje neoliberal que capitanea el capital financiero, ha puesto a prueba y zarandeado a sindicatos, partidos, asociaciones y movimientos.
Las plazas del 15-M, las mareas de todos los colores o las Marchas de la Dignidad pusieron al desnudo los límites de lo creado hasta el momento y empezaron a mostrar, a la vez que un número mayor de personas se aproximaba a la política, la necesidad de unir los espacios, las organizaciones y a esas personas que se acercaban por primera vez.
El esfuerzo de unidad y regeneración ha tenido en la formación de listas en estas elecciones municipales un hito importante.
A través de confluencias, coaliciones, partidos instrumentales o agrupaciones de electores, lo que ya existía y lo que llegaba se ha mezclado.
Barcelona o Terrassa "En Comú", Ahora Madrid o Mareas en Galiza son, entre otros, pasos positivos que anuncian regeneración y cambios. IU, EUiA, ICV, Anova, CUT y por supuesto La Aurora contribuimos con convicción a impulsar esta renovación cívica y trabajadora.
El manido bipartidismo de esta segunda restauración, también se agota, pero el reto de fondo de derrotar las políticas neoliberales aún no está resuelto.
El 24M será seguro un paso. Si se gana Madrid, Barcelona, Navarra o la Comunidad Valenciana ya será un paso muy significativo del nuevo viento que, a final de año, nos puede poner en la senda de revertir, de la mano de una unidad de todos, la pobreza, paro, desahucios y recortes en las libertades.
El 24M votemos para poner fin a las políticas neoliberales extremas votemos por pan, empleo, techo y libertad.
Vota confluencia “En Comú”, coaliciones con IU, agrupaciones de electores de izquierdas o mareas.
De la Carta de La Aurora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada