12/5/15

Ciudadanos, la muleta del PP para frenar Podemos


Andalucía ha aflorado la estrategia del Poder para frenar el fenómeno Podemos, al menos en los caladeros de los votos del PP. El PP hiede y se retuerce en una trama de corrupción sin fin, no hay solución para tanta rapacidad, pues se lanza un mirlo blanco a través de Ciudadanos. El partido anti catalán de Rivera está destinado a blanquear todo lo posible al PP para que pueda seguir gobernando.
La Carta de La Aurora defiende la unidad de la izquierda y soberanistas frente al sostén del PP con la muleta de Ciudadanos:
Ciudadanos, la muleta del Ibex35. Ha sido Pablo Iglesias el que ha definido a Ciudadanos como el recambio del bipartidismo. Y el Señor del Banco Sabadell quien reclamó “un Podemos de derechas”.
Nacido en Cataluña en junio de 2005, el partido de Albert Rivera comenzó como una respuesta desde la derecha más españolista al soberanismo catalán y su movilización por el derecho a decidir. (...)

Bien conocido en Cataluña, Ciutadans ha estado hasta las elecciones europeas que inauguraron el nuevo ciclo político en los márgenes de la extrema derecha. Ciutadans, en sus primeros años pretendía ser la expresión política de un movimiento social de catalanes-españoles anti-catalanistas en Cataluña.

Pero el ascenso de Podemos como alternativa de cambio a la crisis del bipartidismo del régimen del 78 ha cambiado por completo la función de Ciudadanos.

Convertido, desde las elecciones en Andalucía, en un partido estatal tras fagocitar a gran parte de UPyD, en la opción de recambio a la crisis de legitimidad del PP. Ciudadanos impulsado por un apoyo mediático sin precedentes, es la opción de recambio del Ibex 35.... (con) un programa económico que pretende llevar la lógica del neoliberalismo hasta sus últimas consecuencias: segunda contrarreforma neoliberal con contrato único, recentralización del sistema financiero de las autonomías, recortes de impuestos y del estado de bienestar.

Lo que le diferencia del PP es su falta de responsabilidad en la corrupción y el capitalismo de amiguetes de estos últimos años, caracterizados por los casos Gürtel, Barcenas, Urdangarin, Bankia…

Ciudadanos promete lo mismo que el PP pero sin la deslegitimación de la corrupción en medio de la peor crisis económica y social del régimen del 78.
Su objetivo como partido de la derecha es transformar la crisis del bipartidismo en una polarización derechas/izquierdas, en la que sea el recambio del PP a través de una coalición PP-Ciudadanos. Y en algunas autonomías después del 24 de mayo, PSOE-Ciudadanos.

Frente a la alternativa para el cambio que pueden representar las fuerzas de las izquierdas, Podemos, Izquierda Unida, EH Bildu, Anova, fuerzas de izquierda y soberanistas, Ciudadanos seria la reformulación del bipartidismo, que todo cambie para seguir igual: un “centro” mayoritario hegemonizado por la derecha neoliberal y centralista.

La mejor estrategia de la izquierda contra Ciudadanos es su unidad. Y un programa de resistencia al neoliberalismo. La derecha del PP no solo es corrupta porque sea inmoral: es inmoral porque sus únicos intereses son los del capital y la reacción.

Ciudadanos pretende ser esos intereses “modernizados”: el recambio.

De la Carta de La Aurora.
Desmontando a Ciudadanos (RaGLaN).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada