22/2/13

El problema de Cataluña es un grave problema de España


El problema serio de Cataluña mencionado Rubalcaba resulta que a la vez es un grave problema de España.
El PP y Rajoy no quieren ni oír hablar de ello. Constitución y punto, como la Monarquía. Esto es lo que ha decidido la población española, dicen. En cambio que lo decidiera el siglo pasado, en 1978, así como que el Estado de las Autonomías se concretara en el “pacto del capó”, bajo la imposición del golpe de estado del coronel de la Guardia Civil Antonio Tejero, o que la mayoría de la población actual no se reconozca en esta Constitución, no es problema.

Un Rubalcaba en horas bajas, con un PSOE y PSC en descenso, ha relacionado "el problema" de Cataluña con un "diálogo para abrir la Constitución" y convertir España en un Estado federal para resolver las tensiones independentistas y las más centralistas. Rubalcaba encuentra, ahora que está en la oposición, que la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut catalán "ha sido un procedimiento desafortunado". El nuevo modelo federal del líder del PSOE
sigue a pies juntillas el guión del federalismo de obligada unión de JL Cebrián, según la voluntad de toda la ciudadanía española representada por el Parlamento de las Cortes.
El federalismo de Pere Navarro (PSC), de la mano de Rubalcaba (PSOE). Con la nota grotesca que el día siguiente de la entrevista PSC con EUiA (JJ Nuet) en que trataron sobre el estado federal, Navarro pide públicamente la abdicación del Rey Juan Carlos en su hijo el actual príncipe Felipe. EL dirigente del PSC no se le ocurre pedirle a Juan Carlos que haga como su antecesor Alfonso XII, es decir, huya y abandone España, por desbrozar el camino a una República. La unidad celestial constitucionalizada del Estado por parte de las izquierdas enlaza con el fundamentalismo unitarista de la clase dominante española. Es una versión de la definición de España como "Una, grande y libre, Unidad de destino en lo Universal "de José Antonio Primo de Rivera, líder de la Falange Española. El lema pasó a formar parte de una de las esencias del Movimiento Nacional de la democracia orgánica del Estado dictatorial franquista.
Los unionistas y los federalistas de obligada unión ¿contemplan un Estado monárquico federal para garantizar que el encaje España siga bajo unos parámetros decimonónicos? ¿Cuándo habrá mayoría de edad para los pueblos? Las unidades, los tipos de las relaciones, las separaciones, ¿las puede decidir democráticamente cada pueblo y nación? La soberanía
popular ciudadana ¿debe seguir tutelada por la corona, por el soberano monarca, y por las imposiciones de las normativas de la UE?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada