11/6/13

Un pacto de sumisión a la UE neoliberal


De la Carta de La Aurora. Hay pactos que suponen un compromiso con un futuro mejor. Otros reflejan simplemente la impotencia. La oferta de Rubalcaba a Rajoy de un pacto cara al próximo Consejo Europeo de junio, apoyada con entusiasmo por Durán i Lleida, es un ejemplo de esa melancolía que quiere cambiar algo para que todo siga igual.
Las pruebas del fracaso de la política de austericidio neoliberal de la UE no pueden ser más evidentes: 20 millones de parados en la eurozona y una segunda recesión en la más larga depresión que ha sufrido Europa desde la II Guerra Mundial. A pesar de ello, con matices que solo reflejan luchas de aparato internas, el Consejo europeo liderado por Merkel y la Comisión europea de Barroso insisten una y otra vez en las políticas de ajuste. La única válvula de seguridad es la continua política de expansión monetaria del BCE de Draghi, que no solo enriquece a los rentistas de la deuda pública en los mercados secundarios, sino que asegura un euro fuerte a pesar de la debilidad exangüe de las economías de la periferia europea.
El programa del Consejo Europeo de junio ha sido ya anunciado: dos años más de margen para el ajuste fiscal en España (que tampoco podrá cumplir los nuevos objetivos), un programa europeo de subvenciones a las empresas para que contraten trabajadores jóvenes a precios inferiores a los salarios mínimos, nueva contrarreforma en las pensiones (elevando la edad y acabando con la indexación) y una segunda vuelta de tuerca en la contrarreforma del mercado laboral (gracias a la cual tenemos un millón más de parados, hasta el 28% previsto).
¿Estas son las bases del pacto Rajoy-Rubalcaba-Durán i Lleida? ¿Cuáles son sus alternativas ante la nueva agresión neoliberal dictada por Bruselas, que además vendrá acompañada de un segundo rescate de 15.000 millones de euros a la banca?
Frente al pacto de sumisión hay que construir en la izquierda un pacto de movilización y resistencia contra el austericidio.
¡Que se joda la Troika! El pasado 1 de junio decenas de miles de personas se han manifestado en 80 ciudades europeas contra las políticas de autericidio de la Troika. Al mismo tiempo, en Estambul y decenas de ciudades turcas se producían violentos enfrentamientos contra las políticas neoliberales del gobierno Erdogan. El próximo 16 de junio, la Confederación Europea de Sindicatos ha convocado también una semana de movilizaciones en toda Europa. Porque las políticas neoliberales están acabando con el proceso de construcción europeo, es necesario un giro radical de políticas para construir una Europa más social y democrática contra las imposiciones del Tratado de Lisboa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada