12/6/13

Anova Irmandade, genuina e innovadora

 
Este fin de semana se ha celebrado en Santiago de Compostela la 1ª Asamblea de Anova Irmandade con el objetivo de consolidar organizativa y políticamente su proyecto y reforzar sus acuerdos con Esquerda Unida de Galicia, con quien comparte la coalición Alternativa Galega de Esquerda (AGE) que, según varias encuestas es, en este momento en intención de voto, la segunda fuerza política gallega por debajo del PP y por delante del PSG.
En la asamblea, el liderazgo emblemático de Xose Manuel Beiras da también paso a otros jóvenes compañeros como Martiño Noriega y otros dirigentes que han apostado por una propuesta nacionalista que trabaja con federalistas para construir una propuesta nacional gallega de izquierda transformadora.
EUiA ha saludado la asamblea y ha deseado mucha suerte a Anova y AGE para definir también en Galicia como en Cataluña proyectos de izquierda transformadora, nacional y ecologista.Han asistido el coordinador general de la formación, Joan Josep Nuet, y el responsable de Acción Política, Francesc Matas Salla. Domingo, 09 de junio de 2013.
Nota traducida de la web de EUiA.

Una Galiza social, indignada, rebelde y soberanista de izquierdas emerge con la experiencia inédita que representa Anova Irmandade. Es un movimiento que cultiva el mestizaje entre la potente voz de Xose Manuel Beiras y su abnegado equipo de amplia trayectoria política, con el que se formó Encontro Irmandiño, con otras organizaciones políticas, junto a una gran masa joven, más reciente en la lucha política. Experiencia, tradición, juventud e ilusión de futuro para una Galiza social y soberana, libre en lo nacional y bien anclada en todas las profesiones y trabajos.

Anova ha osado superar el dilema que debilita a la población trabajadora, cuando se divide por la pertenencia nacional. Hacer causa común con la nación dominante o ser absorbidos por el chovinismo de la nación dominada, conduce al bloqueo del movimiento democrático de emancipación nacional, degrada la riqueza cultural y lingüística, y frena la diferenciación política entre la gente trabajadora y gran propietaria, tanto en el Estado y nación dominante como en la nación oprimida.

El nuevo paradigma con Anova se denomina AGE. Es la alianza coalición entre federalistas –EU Galicia con Yolanda García- y el nacional soberanismo de izquierdas, independentistas, de Anova, a los que hay que incluir Equo y Espazo ecosocialista.

Además Anova se prepara para liderar con una nueva cultura política el galleguismo de izquierda radical, unitaria y con profunda concepción social. El Bloque Nacional Gallego forma parte de este espacio y todo el mundo intuye que este escenario aún ha de mover muchas fichas. Hay que contar también con la población que se referencia en el socialismo del PSG-PSOE, ahora en franco retroceso. Lo suyo es aproximarse con la estrategia del GO.
Hemos aprendido mucho en esta Asamblea. También hemos sentido la buena sintonía de Beiras con Yolanda García. El coupage Anova y EU Galicia sabe a frutal y con cuerpo. AGE es un valor seguro en la política parlamentaria en Galicia.
En la orientación sobre las alianzas y el futuro del movimiento gallego, la experiencia de AGE ha resultado fructífera y crucial. Beiras se permitió decir en voz alta en su intervención de clausura que desean proseguir, y aludió al deseo que EU Galicia avance en el camino emprendido del compromiso por la soberanía de Galicia.
En los acuerdos el sujeto político, uno de los principales motores de la nueva cultura política gallega, es Anova. Lo principal es la acción social y la movilización política. Las alianzas y la acción parlamentaria se inscriben en este algoritmo. Establecieron la fórmula de geometría variable para las alianzas y las coaliciones parlamentarias. Eso significa que AGE se consolida, auqnue en cada tipo de elecciones Anova va a decidir lo que considere más conveniente para la ciudadanía y para Galicia.

El galleguismo de Anova se define como social, soberanista con el derecho a la autodeterminación, socialista de izquierdas, y de fraternidad republicana. Para Anova hace falta una nueva visión soberana de Galicia, de España y de Europa.  

La asamblea en el sonoro gallego de mar embravecido y acantilados fieros, donde se agarran los olorosos percebes y delicadas almejas, con el toque paciente del cultivo de la tierra y de los ritmos de la naturaleza, rezumaba pulsión entre la estructuración del movimiento, para su funcionamiento organizado, y las desconfianzas profundas de las nuevas mareas jóvenes, sociales y culturales, al encorsetamiento o a que se puedan tomar las decisiones a sus espaldas.
Prevaleció un entusiasmo y pasión por el modo asambleario, más de plaza pública que de partido (¿vamos a escenarios de Senado romano?), con listas abiertas, pero con un sistema de corrección para evitar una absoluta mayoría y asegurar la paridad en género. La coordinación elegida en la Asamblea fue de 75 personas, además de la portavocía para la que se eligió al carismático Beiras. Hubo una interesante reflexión en torno a la democracia representativa y la directa, que interesa al conjunto de la izquierda.
Anova innova y promete.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada