26/3/13

Tentativas de unidad comunista en Cataluña


La reordenación en las fuerzas políticas de la izquierda es ineluctable.
La sentencia de que los nuevos conceptos y realidad política organizada se materializará "con los actuales partidos o sin ellos", incluso a pesar de ellos, fomenta la búsqueda de un nuevo paradigma acorde con las necesidades sociales y democráticas profundas.
En Cataluña un catalizador potente son las mareas contra los recortes y desahucios, junto al clamor creciente de emancipación nacional una Consulta para decidir a realizar el próximo año 2014.
Las formulaciones son variadas e incluso muy tímidas en su concreción. Abrió el fuego EUiA, en junio del año anterior, con la propuesta de Nuevo espacio político, tipo Syriza catalana, basado en una alianza entre federalistas, autonomistas e independentistas. La práctica resultó materializarse allende del Ebro, con la AGE Gallega auspiciada por Xoan Manuel Beiras y Anova, con EU Galicia (IU), EQUO Galicia y Espazo Ecologista Galego. En Euskadi y Nafarroa se habían adelantado con EH Bildu y Amaiur. Siguió ICV con la idea de nuevo sujeto político y un espacio de encuentro entre federalistas e independentistas. Avancem (PSC) propaga un Frente Amplio tipo el de Uruguay. El PCC ha defendido desde hace años un Frente de Izquierdas. IU promueve como orientación un Bloque político y social. Gaspar Llamazares desde Izquierda Abierta insiste en un Frente Amplio, quizás más en una vertiente electoral.
El PSUC viu y el PCE se orientan a la reconstrucción del PSUC junto al PCC. Señalan los dos primeros: "ante la oportunidad histórica de superar la división que ha caracterizado el espacio comunista en Catalunya los últimos 30 años, y más aun en un momento en el que la profunda crisis económica, social y democrática que exige una salida a la misma donde prevalezcan los intereses de la clase trabajadora frente a los del capital, hacen más evidente que nunca la necesidad de un gran partido comunista, que luche contra la explotación, contra las desigualdades y por la democracia real y el socialismo como siempre lo hizo el PSUC". "PSUC Viu y PCE afirmaron la voluntad de avanzar en el impulso de dicho proceso de unidad en Catalunya. Un proceso que mediante el fortalecimiento de la unidad de acción entre PSUC Viu y PCC vaya incorporando a antiguos militantes del PSUC, sindicalistas, militantes de movimientos sociales, intelectuales y fundamentalmente a los trabajadores y trabajadoras". "Un proceso pues que culmine en la reconstrucción del PSUC como partido unificado de todos y todas los y las comunistas de Catalunya. Un partido que recoja el impulso de lo que significó la fundación del PSUC en 1936 y la trayectoria del mismo en la lucha contra el franquismo y en la transición, por la recuperación de las libertades y por el socialismo desde su carácter de clase y nacional. Un partido que desde la plena vigencia de los ideales comunistas actualice el proyecto de construcción del socialismo en la época y momento actual. Un Partido que continúe hermanado con el PCE como siempre lo estuvo el PSUC y ha seguido manteniendo el PSUC-Viu. Con plena corresponsabilidad política que emana de tener los mismos principios y de la voluntad de formar parte de un mismo proyecto comunista federal y republicano, con una misma política e igual apuesta con el proyecto estratégico, con EUiA y con IU, y los mismos criterios organizativos. Alfredo Clemente, Secretari General del PSUC Viu".
La reflexión del PSUC viu y PCE está precedida por la iniciativa del PCC "Hay que dar un impulso a la unidad comunista". "la Unidad de los y las Comunistas en Cataluña como “concepto multiplicador, poniendo especial énfasis en la posibilidad de incorporar a los comunistas no organizados en partidos políticos. Los compromisos de diálogo y de “perspectivas de colaboración” con otros comunistas a que nos comprometimos necesitan en este momento dar un salto cualitativo puesto que es difícil entender que podamos avanzar en el ambicioso compromiso de unidad de los trabajadores y trabajadoras y de unidad de las izquierdas, a que estamos comprometidos, sin reforzar la unidad de los y las comunistas en un nuevo y gran Partido Comunista en Cataluña".
Bienvenida sea esa unidad comunista entre el PSUC viu, PCE y PCC. Saludo toda clarificación de los conceptos históricos, teóricos y programáticos, e instrumentos orgánicos, útiles para la revolución social y la emancipación de los pueblos, para forjarlos desde la acción concreta cotidiana.
El impulso unitario es positivo. La clarificación es necesaria para construir algo sólido y útil en la actualidad, con honestidad y perspectiva de futuro.
Mis fundamentos ideológicos los sitúo entre las tendencias revolucionarias, comunistas "heterodoxas", procedentes de los gérmenes de las experiencias efectuadas desde el POUM en 1934 y 1936. He crecido entre las tendencias que denunciamos la transición a un Estado monárquico sin libertad para las naciones. Bebo de las tendencias trabajadoras que buscan el sentido profundo actual del concepto colectivo de la igualdad en la desigualdad, de una sociedad libre de la dominación entre las clases sociales, sin explotación del trabajo, ni opresión de género, ni nacional. Por eso entiendo que hoy en día un proceso de unidad ha de aportar capacidad crítica histórica, teórica y política. La nostalgia del pasado ha de dar paso al compromiso en la acción y al entusiasmo por un futuro que construimos con nuestro trabajo y actuación.
Enlaces:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada