5/3/13

La Antipolítica emerge como movimiento ciudadano en Italia



El grito eufórico de Beppe Grillo, "A casa", "todos a casa", referido a los políticos italianos, ha cambiado el escenario electoral e institucional en Italia. El movimiento 5 estrellas de la antipolítica, ha traducido en las condiciones de crisis, incertidumbre y profundo desencanto italiano, el clamor argentino del corralito: "Que se vayan todos".
Grillo se define antipartido y como un movimiento de ciudadanía de la antipolítica. El grueso de la campaña ha sido contra la corrupción abrumadora del sistema político, incluyendo a los y las políticas de la derecha y de la izquierda.
La UE de la Troika había impuesto en Italia un presidente y un gobierno tecnócrata, de la derecha pura y dura, que ha fracasado completamente con las políticas de recortes de austeridad. La indignación y descontento se ha canalizado contra el sistema político y sus representantes visibles de los partidos políticos.
La rebeldía ciudadana ha provocado un doble efecto electoral. Un Congreso dominado por el centro izquierda, del PD, y un Senado en clave Berlusconi. Son ingredientes que hacen un cóctel institucional ingobernable que de momento bloquea la formación de un gobierno. El complemento es un 25,5 % de votos por el movimiento 5 estrellas de Beppe Grillo, que predica el colapso del sistema económico y niega el apoyo a ninguno de los partidos para formar gobierno.
La antipolítica ha tomado cuerpo. El foso que rodea las instituciones políticas, incluidos los partidos, separa y excluye a la población y a la ciudadanía de los asuntos económicos y políticos. La desconfianza se extiende por doquier.
No es una situación muy ajena a la de Cataluña, a pesar de las indudables diferencias. El desasosiego ciudadano y la indignación debe madurar políticamente desde las movilizaciones. Los partidos de izquierdas tienen que hacer el doble paso de despegarse del parlamentarismo institucionalizado hegemonizado por la derecha y los poderes económicos, y lograr incorporarse a todo lo que se mueve, para construir dentro una genuina alternativa política.
La jornada de Golpeamos juntas y la de #elcarreralcongrés (la calle al Congreso) ha sido un toque de atención positivo al buscar caminos unitarios, al menos en las movilizaciones.
No sabemos si surgirá la antipolítica autóctona, estilo Grillo; pero sí hemos establecido la necesidad de avanzar hacia un nuevo espacio político. Debemos hacerlo desde la resistencia social y la rebeldía, con el Sindicalismo, las Huelgas, los Movimientos Sociales, Nuevos Movimientos Sociales, las Mareas. Ahora actuamos con el 8 de marzo Día de la Mujer trabajadora y el 10 M Jornada europea contra el paro y la corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada