12/3/13

Salvador Seguí


El "Noi del sucre" (Chico del azúcar) fue asesinado por pistoleros de la patronal catalana en el centro de Barcelona. Hace noventa años, el 10 de marzo de 1923. Salvador Seguí era el secretario general de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT).
Mi homenaje y simpatía al "Noi del sucre" viene de lejos. Seguí era venerado en casa de mis abuelos paternos, por lo que me contaban también dentro La Maquinista y las fábricas del textil de Sant Andreu de la Barcelona obrera.
El sábado pasado, en la gira con la CUT-BAI de Andalucía sobre "Crisis y Libertad nacional" del Diálogo de Baztan, preparada entre la Fundación Socialismo sin fronteras y la Fundación Pere Ardiaca, rendí homenaje a Salvador Seguí en el acto del CRAC de Rubí.
Pude emplear los documentos y escritos de Seguí, que está recopilando Isidre Molas, para hacer mención a un párrafo de la conferencia dictada por el líder cenetista en el Ateneo de Madrid en octubre de 1919. De esta manera se recupera en clave de Memoria histórica la relación que Salvador Seguí planteaba entre los trabajadores catalanes y la libertad nacional de Catalunya.
"En Cataluña, los Elementos reaccionarios del catalanismo, a menudo levantan la bandera de las reivindicaciones catalanas, en un sentido nacionalista ... Nosotros, lo digo aquí en Madrid, y si conviene también en Barcelona ... En cambio, nosotros, los trabajadores, como sea que con una Cataluña independiente no perderíamos nada, al contrario, ganaríamos mucho, la independencia de nuestra tierra no nos da miedo".
Es curiosa la expresión, hace casi cien años: "la independencia de nuestra tierra no nos da miedo" y de que "no perderíamos nada, al contrario, ganaríamos mucho".
A la izquierda hay sobre todo temor y prejuicio unionista ante la libertad de Cataluña. ¿Qué tendencias demócratas, transformadoras y revolucionarias tenemos que establecen la táctica política más con los temores y peligros que con lo que se necesita como tendencia de fondo para un pueblo y para el conjunto de la gente trabajadora?
¿Hasta cuándo la izquierda comprenderá lo que en concreto ha expresado la población cuando se ha movilizado masivamente de forma inaudita? ¿Cuándo será meridiano que en esta movilización está bien inserta la gente trabajadora? ¿Qué valor se le da a que el 11 de septiembre CCOO y UGT convocaran y participaran en la manifestación de la Asamblea Nacional Catalana?
Sencillo y claro. "Somos una Nación, Nosotros decidimos" (10 de Julio de 2010). "Libertad, Independencia, Nuevo Estado de Europa" (11 de septiembre de 2012).
El Pacto Fiscal de CiU y Mas con el gobierno estatal del PP estalló por la movilización popular, y por la política constitucional unionista monárquica del gobierno estatal del PP.
Los parámetros están establecidos entre un nuevo Estado catalán y el unionismo estatal monárquico, barnizado de federal o de commonwealth (mancomunidad real de la corona) española (¿hispánica o ibérica?).
Los intentos de rehacer pactos con el Estado, o de reformar la Constitución de forma federal, o de frenar y oponerse a la marea popular nacional catalana, van encaminados al fracaso. La crisis agrava la situación social. La libertad de Cataluña debe ofrecer los mecanismos de mejora social. Los recortes de CiU van en contra el pueblo catalán y ensucian la causa catalana.
La tendencia estatal española es la involución democrática en todos los dominios. Lo muestra la Fiscalidad establecida, la liquidación de las Cajas en beneficio de los Bancos y perjuicio de las inversiones territoriales, con el agravio en la última semana de la propuesta de nueva Ley de Bases del Régimen Local, destinada a re-centralizar competencias de los Municipios y destruir a miles de Ayuntamientos.
La Consulta en Cataluña está decidida para 2014. Es el centro político práctico de la Declaración de soberanía del Parlamento catalán. Pero la realización efectiva de esta Consulta no está de ninguna manera asegurada. Cuando lo que de una vez se debe hacer es la Consulta, legítima, vinculante y se convierta en legal.
La presión continua de la sociedad civil movilizada en proceso de empoderamiento es vital. Conviene preparar, negociar y establecer las alianzas en Catalunya y en el Estado para varios procesos constituyentes, democráticos, confluentes desde la soberanía republicana: español, catalán, vasco y gallego.
El horizonte es una Cataluña libre y social, libremente relacionada con los pueblos y Estados, ibéricos y europeos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada