5/1/12

Gobierno de involución

Tres mitos propaga el gobierno Rajoy: 1) las medidas de ajuste que aplica ayudan a resolver la crisis y calmar a los mercados pues no hay otra opción, 2) todas las componentes ciudadanas han de aportar su sacrificio para capear el temporal, 3) preocupación y voluntad para no dañar a la población más modesta y volver a crear empleo.
La realidad contradice esa mitología ultra neoliberal:
1) las medidas PP-Rajoy provocan mayor depresión, contraen la economía, no calman a los mercados, y hay que adoptar otras medidas que sean útiles,
2) la ciudadanía trabajadora asalariada y la que está en el paro aportan 2/3 partes del sacrificio y cinco millones de miseria, con salarios, servicios y derechos muy por debajo de la media europea, en cambio un segmento especialmente reducido pero inmensamente rico y poderoso hace su agosto con avales muy económicos y especulación con la deuda (Bancos), las grandes fortunas y empresas disponen de medidas fiscales de privilegio por encima de la media europea,
3) la reducción en la inversión y la administración en Salud, Educación, Transporte, Dependencia, privatizaciones, concentración Bancos y conversión de Cajas a Bancos, provoca de inmediato un aumento del paro y de la pobreza con la destrucción de puestos de trabajo; en cambio la preocupación real es en avales para sostener el sector financiero con la Banca, y en ofertar nuevo negocio con los sectores públicos adquiridos a precio de saldo extremo por parte del capital privado.
Adjunto la Carta de LA AURORA.
El "inicio del inicio" del gobierno PP es de medidas económicas durísimas. El decreto de ajuste garantiza la sumisión a los dictados de los mercados, al BCE, y a Merkel-Sarkozy. Rajoy pilota un gobierno de involución en los aspectos económicos y fiscales, sociales y en los derechos democráticos.
Se anuncian otras tajadas. Se insinúa la subida del IVA. Se amenaza en los Presupuestos. Ahora han sido 8.900 millones € de recorte, una cuarta parte de los 36.000 millones €  que cifran para bajar el déficit del 8 al 6 y al 4,4 %, según las exigencias UE. Las medidas bautizadas de reformistas respecto al PSOE son alternativas PP-UE ultra neoliberales, depresoras de la economía, destructoras de los aspectos sociales, salud, educativos, investigación y administración del Estado. La austeridad del gobierno PSOE de Zapatero va a quedar pálida ante la que ejecuta el PP.
El ahorro gubernamental -recortes- se ceba en la parte más pobre. Sale de la congelación del sueldo del funcionariado público (descenso real al subírseles la jornada), de la congelación del salario mínimo, del recorte en transporte, investigación, ayuda al desarrollo, prestaciones dependencia, eliminación de la renta de emancipación (ayudas a la juventud para el alquiler).
El incremento de ingresos para una recaudación de 6.200 millones € es por la aportación de 4.200 millones de las rentas salariales vía IRPF, y 1.250 millones € de las rentas del capital. El IBI ha de aportar lo que falta. Dos tercios del dinero se consigue de la clase trabajadora sólo una tercera parte del capital. El gobierno Rajoy anuncia equidad en los segmentos sociales que soportan la crisis, pero evita meter mano a los poderosos al no poner un impuesto a las grandes fortunas, ni derogar las Sicav. Tampoco plantea ninguna medida para las casi cinco millones de personas en el paro, ni alternativas para las nuevas que se van a ver en esta situación en breve.
La recesión se agravará con estas medidas. Los millones destinados a los avales para los bancos y la exención a las grandes fortunas y empresas del saqueo fiscal dan otra señal bien distinta de la que se aplica a la mayoría de la población trabajadora y en el paro. Incluso el 1 % de aumento a la gente pensionista (9 millones de personas, la pensión media subirá 8,11 €) no llega a mantener el poder adquisitivo (la inflación oficial está en el 2,9 %). 4 de enero 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada