29/9/11

Una amplia convergencia social

La Promotora Estatal de las Mesas Ciudadanas de Convergencia y Acción manifiesta su preocupación por la actual situación y llama a la movilización ciudadana.
No somos inversores en bolsa, no nos preocupa lo que es un simple termómetro económico y un juego de especuladores, bancos y fondos de inversión, haciendo negocio con dinero ajeno o propio de las grandes fortunas, especuladores y delincuentes financieros. Lo que nos preocupa del hundimiento de las bolsas y la subida por las nubes del negocio de la deuda pública, con el apoyo de las agencias de calificación, es la traslación de esto a la ciudadanía. Este "pánico bursátil" significa que los poderes financieros, para recuperar sus pérdidas, en la economía casino forzarán aún más a las instituciones europeas en general y a las del Reino de España en particular a proseguir con los recortes sociales, las llamadas políticas de austeridad, las privatizaciones y los despidos masivos en el sector público y privado.
Lo único que podemos constatar de todo esto es el fracaso de las políticas económicas implementadas hasta ahora por parte de los gobiernos y del FMI, así como lo inservible que es el G20. La inutilidad de los gobernantes europeos y el abismo al que nos conducen los poderes financieros con su poder omnímodo.
El fracaso de la globalización neoliberal, el rotundo fracaso de la mundialización, lo pagaremos los pueblos, si no reaccionamos. De hecho, esta situación de caos financiero les beneficia, y mucho, a los mercados, pues es la excusa perfecta para afianzar su dictadura y profundizar en recortes sociales. Es su oportunidad para desmontar lo que aún queda del estado del bienestar. Pero es también, a su vez, el rotundo ridículo que están haciendo quienes impulsan medidas neoliberales, que nuestro gobierno y todos los del mundo "rico" están aplicando para enfrentarse a la crisis del sistema. Es uno más de los síntomas de que el sistema-mundo está cambiando.

La Promotora de las Mesas llama a todas las organizaciones, movimientos y sindicatos de clase a una amplia convergencia social, dado el rotundo fracaso de la política dominante, ya sea en el gobierno central, las autonomías o las instituciones europeas, al objeto de constituir un contrapoder político de base auténticamente democrática y popular, una resistencia activa y unas alternativas de otras formas de hacer y ver las cosas.
Llamamos a todas las personas con inquietudes sociales, que creen en la primacía de la soberanía popular, a unirnos y actuar. No podemos permanecer a la espera de lo que por nosotras se decida en los despachos de los servicios de estudio de los bancos y en los de interés y presión financiera, para ir a la defensiva, máxime cuando no solo tenemos alternativas, sino que sabemos lo que hay que hacer.
Las y los demócratas de izquierdas, los socialistas y comunistas, los libertarios, las y los sindicalistas, feministas y activistas sociales, debemos decir alto y claro: ¡Estamos aquí y debemos ser tenidos en cuenta! Debemos convocar reuniones, asambleas, hacer propuestas rápidas, y sobre todo coordinarnos para generar un bloque político eficaz. ¡No hay tiempo que perder! Y además, los días 7 de octubre y 15 de octubre salir a la calle unidos, con fuerza y contundencia.
Ha llegado la hora de que las clases populares hagamos política seria, propuestas políticas de cambio real y no solo resistencia social. Los Parlamentos deben ser nuestros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada