21/9/11

POUM. 75 años de historia, en el Museo de Historia de Cataluña

La exposición sobre el POUM. 75 años de historia, en el Museo de Historia de Cataluña, ha sido objeto de esta reseña de Manuel Rodríguez Rivero en la sección Crónica: Sillón de orejas de El País, del 17 de septiembre de 2011. Publico sólo la parte correspondiente al POUM.

CRÓNICA: SILLÓN DE OREJAS. Ya sabé(i)s mi paradero. MANUEL RODRÍGUEZ RIVERO 17/09/2011

POUM

Si me quieres escribir, ya sabes mi paradero. Escucho una vez más la antigua balada bélica cuyo estribillo he adoptado como título de este sillón de orejas, y que, con la letra oportunamente cambiada, se cantaba a ambos lados de las trincheras durante la Guerra Civil. Ahora la escucho como música de fondo del vídeo Doblemente olvidados, que puede verse (y adquirirse) en la pequeña, pero emocionante (y didáctica: no son términos incompatibles) exposición El POUM. 75 anys d'història, organizada por la Fundación Andreu Nin en el muy dinámico Museu d'Història de Catalunya (hasta el 28 de septiembre). Del POUM, que llegó a ser la tercera fuerza de izquierdas en Cataluña, y de su papel en la guerra y la revolución ya se sabe mucho. Y también de Andreu Nin, su principal figura pública. Historiadores como Francesc Bonamusa o Pelai Pagès han reconstruido su tortura y asesinato a manos de agentes estalinistas y de sus sicarios españoles. Era la época de los procesos de Moscú, cuando desde los titulares de Mundo Obrero, los comunistas de José Díaz llamaban al "exterminio" de "la avanzadilla fascista en nuestro campo". Era también cuando las calles se llenaron de pintadas en las que los militantes poumistas preguntaban por el paradero de su desaparecido líder: "Gobierno de Negrín, ¿dónde está Nin?". Y a lo que los comunistas respondían insidiosamente: "En Salamanca o en Berlín". La exposición tiene un claro protagonista vivo: Wilebaldo Solano, antiguo director de La Batalla y líder del partido tras el asesinato de Nin. Su versión puede leerse en El POUM en la historia, publicado por La Catarata. De entre los libros sobre el partido revolucionario catalán, destaco también el de Reiner Tosstorff El POUM en la revolució espanyola (editorial Base), que aún no ha sido traducido al castellano. Al salir del museo recorrí como un nostálgico chafardero (un estupendo préstamo léxico del catalán) la Barcelona de mi infancia, que fue la del antiguo puerto y la de la zona baja. Pero de aquella ciudad ya me quedan pocos recuerdos. Ni siquiera en el añejo restaurante A Carballeira, donde mi padre conseguía de estraperlo el Pelargón para mi hermano y las preciosas latas de cigarrillos Abdullah y Craven A que fumaba mi madre, subsiste aquel monstruo peludo (su rostro estaba formado por una cáscara de coco y, creo recordar, por un caparazón de centolla) que presidía el bar, y cuya imagen aterrorizaba mis sueños. Hoy realizan ese trabajo otros monstruos, pero ninguno tan humano. Ni tan peludo.

Ilustación de Max.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada