17/6/11

Entre la indignación, de congreso

Un congreso de partido en medio del panorama de desconfianza profunda y rechazo a los partidos. Las asambleas de movimiento 15 M no quieren partidos sólo personas. La ciudadanía se abstiene mucho en las elecciones. El sindicalismo también marca muchas distancias con los partidos.
Una de las cosas que nos planteamos en el diecinueve congreso del POR, este fin de semana del 18 y 19 en El Prat de Llobregat, es precisamente sobre la utilidad de una tendencia ideológica y política. Se trata de una organización que pretende tener los pies bien firmes en la clase trabajadora, se orienta a construir tejido social y promover que la movilización trabajadora, joven, de las mujeres, y popular democrática, esto para conseguir mejoras sociales, económicas y políticas; con una estrategia de movimiento revolucionario que acabe con la actual sociedad capitalista y permita levantar una sociedad basada en la cooperación y la solidaridad, guiada por el beneficio colectivo y no por el beneficio de unos pocos.
Queremos la máxima unidad y confluencia en la movilización, ahora entre el sindicalismo, el movimiento 15 M, los movimientos vecinales, de estudiantes, y los de las libertades democráticas como la nacional por el derecho a decidir. Y lo queremos hacer con otras tendencias y gente luchadora. Con la concepción de que hay que establecer vínculos estrechos y firmes entre la clase trabajadora en España y los movimientos democráticos de cada pueblo y nación.
Los debates y las orientaciones en las sesiones del congreso estarán muy impregnadas de la experiencia de las masivas asambleas y fórmulas innovadoras de la voz de la juventud del movimiento 15 M. Esta rebelión en el estado es un preludio de nuevos tiempos. Habrá lucha contra la crisis y contra las medidas derechistas de ajuste y recortes. El movimiento 15 M ha eclosionado tras la movilización de la huelga general del 29 S, de la lucha contra los recortes, con el trasfondo de la marea azul reaccionaria del PP y la de CiU en las elecciones. Hay que tener presente también el sentimiento masivo expresado en la manifestación por el derecho a decidir.
Nosotros queremos aprender de estas movilizaciones. Sobre todo cuando la juventud entra con buen pie en la palestra política. Es natural el rechazo a los partidos, pues hay una consideración muy extendida de que prometen mucho para conseguir votos, pero son poco útiles, o incluso inútiles, para defender las necesidades y el progreso de la ciudadanía y la población trabajadora.
La experiencia ya hará su trabajo. La afinidad ideológica, la necesidad de colectivizar y compartir experiencias, la fuerza que da el análisis cuidadoso de la evolución social, la firmeza en la convicción de que permite una base trabajadora y sindicalista, elaborar un norte a donde encaminarse haciendo camino con mucha otra gente, son cosas que llevan a agruparse como es el caso de una organización marxista, obrera, revolucionaria.
Permitidme invitarles a todos ya todas a participar en los debates y las mesas de este congreso.

Después, por la tarde del domingo iremos todos a la manifestación 19.

Del Butlletí electrònic d'EUiA.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada