13/6/11

Ayuntamientos abucheados

Indignados/as en la imvestidura de Gallardon del PP como alcalde de Madrid. @acampadasol.

Los abucheos ante las investiduras municipales han dado la nota de color. El movimiento 15 M se ha extendido como un fluido en las ciudades grandes y en los pueblos no tan grandes.

La democracia representativa está más que enferma. Los abucheos ponen voz e imagen a la fosa creciente entre la masa ciudadana, las instituciones representativas con sus gobiernos, las personas electas y sus partidos. La distancia en anchura y profundidad se revela también desde dentro de los consistorios. En los discursos de voto, de valoración del apoyo conseguido, y en los compromisos de actuación para la legislatura que se inicia, nadie diría que la izquierda va a la deriva, que la derecha va a cargar las tintas contra las condiciones de vida de la población, la inmigrada y la autóctona. Mucho discurso vacío con grandes dosis de cinismo, demagogia y también impotencia. Siempre con excepción muy honrosas, pero que no alteran el panorama general.

Tras la constitución de los Ayuntamientos el 11 Jn, los municipios españoles y catalanes amanecen muy escorados a la derecha, al PP y CiU. La derecha gana en el circo institucional, corruptos e imputados incluidos. A la izquierda -PSOE sobre todo- se le hunde el poder municipal instaurado desde hace treinta y cinco años desde la transición de la dictadura. La excepción es en Euskadi, pues el giro es inverso, a izquierda, hacia la izquierda popular nacional e independentista, abertzale, con Bildu. Donostia, Lasarte, en Guipúzkoa, Amorebieta en Biskaia, y tantos otros.

Municipios y Autonomías a derecha son un preludio de la marea azul que sube amenazadora. Las políticas de recortes de austeridad del gobierno del Estado del PSOE hunden el contrato electoral entre la ciudadanía trabajadora y el PSOE. El desahucio del gobierno de Zapatero no lo puede parar ni el perdedor Rubalcaba, ni los equilibrios de los pactos parlamentarios o electorales.

Para frenar y poner diques suficientes a la marea reaccionaria PP y CiU haría falta una conjunción estelar entre un Movimiento 15 M de la juventud indignada en nuevo apogeo, con una irrupción de otro "29 S " sindical que expresara la indignación desde la fábricas y los barrios trabajadores. La izquierda ha de centrarse para trabajar desde a ras de suelo, con lo que se mueve por parte de la gente trabajadora y los movimientos de jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada