19/4/13

Desobediencia civil y política


La ciudadanía amplía su desencanto hacia los partidos políticos. Al menos las encuestas detectan una creciente desconfianza y animadversión, fruto de una conciencia que pone a los partidos y a los políticos en íntima dependencia de las instituciones políticas, cuando éstas hacen más caso a los mandatos de los poderosos que a las necesidades de la población.
Los partidos de las izquierdas y las personas que los componen no salen muy bien paradas de esta concepción de adaptación y sometimiento a los poderes de la minoría gran propietaria y financiera.
La obediencia debida al imperativo legal lleva a separarse de la base social electora y a la condescendencia y obediencia, primero a las leyes y, a continuación, a mantener los privilegios y negocios de quien dispone del poder económico.
La dependencia de las izquierdas respecto a los intereses fundamentales de la derecha, económica y política, es como una aluminosis que nos obliga a deconstruir y a rehacer sobre bases sanas sociales una mayor parte de los edificios (organizaciones) construidos por la izquierda sumisa y obediente.
Desde el estallido del 15 M, con las deliberaciones en las plazas, se van generando y acumulando experiencias que permiten hacer las cosas diferentes.
La movilización, incluida la organización que ha forjado el fenómeno de la PAH, con la acción directa contra los desahucios y por la ILP, nos permite extraer y asumir lecciones decisivas de lucha y comportamiento de izquierdas.
La izquierda se ha de reciclar. La gente, políticos/as de la izquierda han de huir del uso de las personas y de las bases sociales como "mercancía" de las elecciones y de los puestos institucionales.
Una desobediencia profunda debe operar en los contenidos políticos y en las formas de la actuación cotidiana, desde la calle a los municipios y parlamentos.
Los escrache - escarnios, pacíficos de la PAH, hacen daño a los que tienen los resortes del poder. El escarnio es una innovadora y asequible forma de denuncia para la desobediencia de lo que está establecido.
La izquierda ha de innovar y se ha de transformar. Las pequeñas acciones deben confluir en las movilizaciones generales. Los partidos de las izquierdas se han de impregnar y dar la vuelta a su calcetín, para captar y ser instrumentos útiles para el cuerpo social y la ciudadanía trabajadora.
Rebeldía, Insumisión, Alternativa, deben abrir nuevo espacio y confluencia cívica, social, sindical y política.

4 comentarios:

  1. Sou més nacionalistes que CIU i Estat Català. Socialisme sense fronteres afegint una amb els meus germans de tota Espanya?? Fins sempre, minoria d'iluminats que pagueu a una organització consevadora i totalitaria com Omnium! Això si, no em donis lliçons del que es el fil roig de la vida i la història. I del que és socialisme. Compartir, conviure i voler als germans.

    ResponderEliminar
  2. No sé qui ets. No veig cap raonament. Amb insults i tergiversacions no es va enlloc.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo23/4/13 0:09

    No veus cap raonament? I en canvi presiones per anar a rendir homenatge a una organització conservadora dirigida per convergents que ha utilitzat el mateix discurs que Umberto Bossi? Allò si que són arguments i raonaments. Jo soc anònim, però sento dir-te que al Baix Llobregat tampoc et coneix ningú, ni tampoc veig les estelades blaves al meu carrer, ni ningú les coneix, ni "ultraesquerrans" que tenen discursos supremacistes culturals i que celebren atemptats a la classe obrera en hipermercats amb els que et reuneixes. La gent digna que ha lluitat quaranta anys no busca el lloc 2 ni el 3. Lluita sesnse premi. I busca la germandat fraternal., no ser esclau de convergents de cap de setmana. Visca Espanya Antifeixista.

    ResponderEliminar
  4. T'amagues en l'anonimat. Pel que al·ludeixes les acusacions també són anònimes, res de raonament.

    ResponderEliminar