10/12/12

Más derecho a decidir, Más a la izquierda



Valoración de las elecciones catalanas de La Aurora.
Más derecho a decidir, Más a la izquierda. El resultado de las elecciones del 25 N significa un cambio importante en la situación política. Se puede resumir en que gana CiU (pero con una fuerte bajada), hay más diputados y diputadas favorables al derecho a decidir, hay un mayor apoyo a las candidaturas de izquierdas, y un mayor rechazo a los partidos favorables a los recortes. Son una muestra más de las dificultades de la burguesía para responder a la crisis, la social y la nacional, y del progresivo agotamiento del régimen constitucional de 1978.
En primer lugar, Artur Mas se ha llevado un susto considerable, porque esperaba alcanzar la mayoría absoluta y finalmente CiU ha bajado en 12 diputados, quedándose en 50, una cifra muy próxima a los 46-48 que había obtenido en las elecciones que dieron lugar al gobierno tripartito y muy lejos de los 62 de las últimas elecciones. En otros países, un resultado como éste hubiera propiciado que su fuerza política hiciera dimitir un líder que ha quedado tan lejos de su objetivo. Mas intentó cabalgar la ola de la manifestación por la independencia pero la votación ha mostrado también el rechazo a su política de sadismo social, de recortes.
Hay más diputados y diputadas favorables al derecho a decidir que en la anterior legislatura. En 2010 había 86; ahora 87. Pero también más votos. En 2010, 1.755.748 y en 2012, 2.140.317. Aunque sigue siendo la derecha la que reúne un mayor número de escaños, crece el apoyo a la izquierda, a pesar de la caída en picado del PSC. En 2010 había 48; en 2012 hay 57. En votos, en 2010 las izquierdas tuvieron 1.025.330 y el 25 N consiguieron 1.504.701 sufragios. Los recortes han acabado pasando factura a sus defensores (CiU y PP), de manera que los 80 diputados de la anterior legislatura han pasado a tener 69.
ERC ha sido la principal ganadora de estas elecciones, aumentando en 11 escaños y ganando 270.000 votos. Nuestra coalición ICV-EUiA ha dado un paso adelante y gana 3 escaños y 128.000 votos, recogiendo una parte del descontento causado por los recortes y otra parte de la indignación de la juventud, sumado a una campaña con propuestas por los derechos sociales y por el derecho a decidir. Sobre la base de su implantación municipal, las CUP entran en el Parlamento con 126.219 votos y 3 escaños.
Hay otros datos a tener en cuenta. A pesar de la política del gobierno Rajoy, el PP gana 1 diputado y 84.000 votos. Ciudadanos triplica sus diputados, pasa de 3 a 9, y gana 160.000 votos. La crisis está empujando sectores populares a apoyar a quien defiende como solución de todos los males la recentralización estatal, más poder para los poderosos, ya quien utiliza la demagogia de la crisis política y la de los grandes partidos para defender opciones no democráticas. Por el contrario, debilita Plataforma per Catalunya (abiertamente racista y xenófoba) que pasa de los 75.134 a los 60.142 votos. Estas elecciones representan un cambio que producirá otros nuevos. Demuestran que la lucha tiene repercusión, que la manifestación del 11 de septiembre bajo el lema "Cataluña nuevo estado de Europa" y la huelga general del 14 N, junto con las numerosas movilizaciones contra los recortes, han comenzado a cambiar la situación. Esto no acaba aquí, ni mucho menos. CiU ha esperado al día siguiente de las elecciones para anunciar un nuevo recorte de 4.000 millones de euros y empieza a insinuar la posibilidad de dejar enfriar la consulta por el derecho a decidir.
Sumar para luchar y construir la alternativa
Habrá que seguir luchando y forjando las bases necesarias para una alternativa de izquierdas. Aún queda mucho trabajo por hacer, construir desde abajo fuertes movimientos sociales, tejer alianzas entre las izquierdas y los movimientos sociales, revertir la hegemonía de la derecha. Ahora las condiciones para hacerlo son mejores. Es necesario un cambio, una confluencia de las fuerzas políticas, sociales y sindicales opuestas a las políticas de austeridad y defensoras del derecho a decidir. Una Syriza catalana, siguiendo el ejemplo de Grecia, que represente una alternativa real a las políticas de la derecha.
Desde el primer momento hay que oponerse a los nuevos recortes que anuncia CiU. Desde ICV-EUiA defendemos que Artur Mas no debe tener ningún voto de la izquierda en el momento de la investidura. Ningún apoyo para un Presidente que recorta las condiciones de vida de la población. Hay que exigirle que mantenga su compromiso de convocar un referéndum por el derecho a decidir, que retire los recortes y que se convoque una Cumbre Social para definir nuevas políticas contra la austeridad.
Las elecciones han mostrado el acierto político que salió de la 6 ª asamblea de EUiA, el de avanzar en la renovación de la propia EUiA (los 3 diputados lo son por primera vez), en la superación de la coalición ICV-EUiA y al ir trabajando en la construcción de un nuevo espacio, un Frente amplio catalán de la izquierda, lo que llamamos una Syriza catalana.
Los resultados representan una exigencia especial para nuestra tendencia política, POR-L'Aurora (que en la Memoria histórica corresponde a la tradición POUM). David Companyon, uno de sus dirigentes, ha sido elegido diputado por la coalición ICV-EUiA. Un diputado es un representante del pueblo, está a disposición de sus exigencias y de la movilización. No está por encima del pueblo ni tiene privilegios, sino que escucha y transmite lo que surge desde abajo. En el marco de la coalición ICV-EUiA se hará eco de las luchas, trasladará sus reivindicaciones, defenderá las perspectivas unitarias y, sobre todo, estará con ellas. L’Aurora-POR. 29 novembre 2012.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada