21/12/12

Consulta SI pero Recortes NO

Tendremos un gobierno CiU votado en el Parlamento catalán por CiU y ERC. Los fundamentos están el gobierno en la sombra de las comisiones entre CiU y ERC.
Habrá un gobierno débil por las contradicciones entre CiU y ERC, con una legislatura convulsa por los embates de la crisis económica con los recortes, rescate e intervenciones; se acrecentará la presión de las movilizaciones sociales; el gobierno del Estado aplicará el máximo de fuerza fáctica e institucional para bloquear todo plan de consulta soberana. La legislatura se anuncia breve.
El mango de la sartén está cogido por dos manos, la de Mas (CiU) y Junqueras (ERC). El pacto establecido, a pesar de la UDC de Duran Lleida, contempla una Declaración de Soberanía del Pueblo de Cataluña, aprobar una ley de consultas, abrir un proceso de negociación y diálogo con el Estado español para el ejercicio del derecho a decidir que incluya la opción de convocar un referéndum, crear el Consejo Catalán para la Transición Nacional, convocar la consulta de acuerdo con el marco legal que la ampare, dentro del plazo del siguiente año, con la excepción de que el contexto socioeconómico y político requirieran una prórroga. La consulta es para que el pueblo de Cataluña pueda pronunciarse sobre la posibilidad de que Cataluña se convierta en un Estado en el marco europeo.
El pacto incluye elementos de Fiscalidad y Hacienda, rebajar los recortes en 1.000 millones de euro, loable, pero que implica un oneroso apoyo a unos Presupuestos de la Generalitat que incorporan 3.000 millones € de nuevos recortes. Esto es un ataque en toda regla al cuerpo social y golpea gravemente a la población trabajadora en general. Es una aceptación de la inevitabilidad de la política de recortes, por lo tanto adoptar la lógica patronal y de las grandes finanzas.
Investir al presidente Mas con estos nuevos recortes es fatal y un agravio completo. La consulta y la libertad de Cataluña no pueden blanquear este ataque a Cataluña, pues es una destrucción del tejido social catalán y de las condiciones de trabajo, vida, salud y educación de la gente catalana. El apoyo de ERC a estos recortes es un hecho que va contra el avance de Cataluña.
Sin embargo, no debemos hacer depender la Consulta de los recortes, como a veces parece haga quien es contrario a la consulta, o a la independencia y nuevo Estado catalán. Tampoco es adecuado hacer depender lo social y vincular menos recortes a la Consulta, en el sentido de quien defiende que con la independencia habrá más dinero y menos crisis. La crisis económica no se resolverá ni con la independencia. La crisis o se resuelve sola con su gran marea destructiva, o es la movilización social la que puede llegar a forjar conciencia y referente político, para imponer una relación de fuerzas y unas políticas alternativas diametralmente diferentes.
La justificación de que "los recortes se harán igual con la consulta o sin la consulta" es sólo en parte cierta. Eso será en la medida que no se construya un frente social y político amplio y potente con políticas con óptica social. Esto no se puede hacer de ninguna manera con CiU, ni con la derecha catalana, ni tampoco la española.
Hemos de ser muy claros sobre las dos vertientes social y democrática, sin supeditaciones castradoras, interesadas, de poderes económicos explotadores y dominantes. Debemos defender a fondo la realización efectiva de la Consulta y que sea vinculante. Al mismo tiempo, aunque en un plano diferenciado, tenemos que movilizar a fondo contra los recortes.
Consulta SI, Recortes NO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada