9/7/11

Al PP NO, en Extremadura y en Álava.

Extremadura y en contexto diferente Álava son escenarios en que el PP ha conseguido el gobierno de la Junta de Extremadura y la Diputación de Álava. Rajoy acaricia el gobierno del Estado.

El asunto, grave, es que IU o EBB lo hubieran podido impedir: con el voto contra el PP en Extremadura (a favor del PSOE hubiera sido en todo caso en otra tanda de votaciones), y el voto al PNV en Álava. No ha sido así. Además los organismos de dirección han contado con el apoyo de la afiliación (85 % en Álava). Todo a pesar de que la campaña autonómica se ha realizado con la cobertura y la orientación política federal de IU, y de su coordinador federal Cayo Lara, basada en "Ni por activa ni por pasiva, y ni por acción u omisión, IU permitiría un gobierno PP".

Nos encontramos que esa decisión de IU en Extremadura o en Álava, cuenta con cierta simpatía entre gente obrera y jóvenes de otras partes del Estado. Se tiene tal odio a las políticas derechizadas del PSOE (o del PNV en el caso de Álava, y sin comparación en base social entre el PSOE y el PNV), que parece que se pretende combatir estas políticas del PSOE y al mismo PSOE a cualquier precio, incluido el de valorar más el cambio en el gobierno que el contenido de clase de la fuerza política que aparece como tal cambio, es decir la representación más directa, conservadora y reaccionaria de la burguesía y la derecha con el PP. En Cataluña esta representación mayoritaria la ostenta CiU, excepto en lo relacionado al eje político democrático nacional.

Nos centraremos en Extremadura. El resultado electoral ha sido un Parlamento de la Junta con 32 escaños para el PP, 30 para el PSE-PSOE, 3 de IU. Es decir mayoría parlamentaria de las izquierdas, 30 + 3 = 33 frente a los 32 del PP. En cambio el gobierno de la Junta ha quedado en manos del PP.

Este resultado por la omisión en forma de abstención de IU, afecta profundamente a la base electoral del PSOE y de IU, a la población extremeña, y a la línea de flotación de IU. A ojos de una mayor parte del electorado español esta actuación de IU aparece como que favorece que gobierne el PP en vez del PSOE, lo cual puede dar alas al PP en su camino hacia el gobierno estatal. En nuevas contiendas electorales la base social puede pensar que el voto a IU no es para impedir el acceso al PP al gobierno además de castigo al PSOE. Como colofón, la autoridad de la dirección Federal, y en primera instancia el coordinador federal, queda muy mermada y afectada por la disfunción entre la orientación principal de la campaña y la resultante práctica de votos que no se traducen en contra del PP. La dirección federal surgida de la 9ª Asamblea queda en entredicho y desautorizada por Extremadura y Álava.

En la foto Pedro Escobar, coordinador de IU Extremadura.

5 comentarios:

  1. Anónimo9/7/11 14:07

    Diga usted que sí. Está claro que el PNV es el partido de la clase trabajadora vasca y merecía nuestro apoyo incondicional, al igual que el PSOE extremeño ha sido la vanguardia de la izquierda transformadora durante los últimos lustros. Lástima que PNV no accedieran a nuestro "programa" en Álava, basado en el binomio social "pasta&cargos", y que el PSOE en Extremadura haya perdido simpatías por feudal y caciquil en todas las comarcas.

    Ezker Batua es una jaula de grillos sin dirección politica ni base militante, que funciona desde hace tiempo como una agencia de colocación (vease los últimos resultados electorales y el escándalo de la última negociación). La desastrosa coletilla "ni por activa ni por pasiva", tal y como se aprobó en Conferencia Federal (lo que pueda matizar un dirigente no es vinculante hasta que no se apruebe lo contrario, porque su palabra no es ley), hacía referencia a no permitir gobiernos de derechas en general, sean del PP o del PSOE en lo particular. Tanto monta, monta tanto.

    Hemos perdido/IU ha perdido una oportunidad de oro para marcar su independencia política y discurso, preocupándonos más en justificarnos por no haber estado al palo con el hermano mayor, que es el PSOE. IU no debe ser copia ni soporte de ningún otro partido, ni escandalizarse de ningún pacto siempre que vaya ligado a objetivos y avances...a ver si el PSOE y PP van a poder pactar entre ellos y los nacionalistas a placer, y nosotros deber lealtad eterna a una sóla marca.

    Hay miedo en la dirección de IU a preguntar a las bases, no sea que opinen cosas peligrosas. Basta ya de paternalismos. Democracia interna real, Ya!!!.

    Saludos.

    Hugonote (militante de base)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9/7/11 14:42

    PD: y ojito con no distanciarnos marcando bien y pronto las diferencias con el PSOE, porque hoy mismo, como era previsible, Rubalcaba ha aparecido en escena son su nuevo disfráz de paladín y defensor de la clase obrera. Ha acometido contra ricos y banqueros cual Robin Hood, prometido reformas electorales y ofrecido el oro y el moro...se avecina de nuevo el miedo al Coco y llamamientos al voto útil (y les funciona).

    Hugonote.

    ResponderEliminar
  3. Hugonote, Con del PP no se puede construir alternativa de izquierdas. Con el PP para la clase trabajadora va a peor. Favorecer al enemigo de clase es abrir boquetes en el propio barco IU.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9/7/11 23:38

    La cuestión, francesc, es si se puede construir una alternativa de izquierdas con el PSOE. Un partido que lleva desde su primer gobierno y, de forma más acentuada, desde la legislatura del pacto con CiU (1993) defendiendo una línea económica netamente derechista y que no muestra ninguna tentativa seria de cambiarla.
    No creo posible la superación del actual marco económico y político de la mano del PSOE. Por mucho que su base social y militante se considere de izquierdas.
    Y expliquelé a los votantes de IU en Zaragoza que el mal menor es Belloch. Yo no los veo muy convencidos.
    Ah, y una cosa más. No creo que haya que apoyar o dejar de apoyar al PSOE siempre, que siempre parece que estam,os en ese escenario. Diria que depende mucho de la situación. No es lo mismo la situación de Extremadura con un gobierno del PSOE desde hace 28 años, que la de Castilla y León, con uno del PP desde prácticamente la misma fecha. Veo comprensible darle un voto de confianza al PSOE en la segunda situación y también no dárselo en la primera.
    Fdo:nunglo

    ResponderEliminar
  5. Nunglo, Una alternativa de izquierdas ha de tener muy en cuenta al sindicalismo, a la juventud del 15 M, y totalmente a la base social y electorado trabajador que vota PSOE.
    Lo de "la mano" o no es otra cosa. Y la alternativa o alternacia al PSOE no debe ser el PP, eso perjudica seriamente a la clase trabajadora.

    ResponderEliminar