31/5/09

Interior es un error estratégico

Cayo Lara, coordinador federal de IU, considera en una entrevista que fue un error estratégico que ICV-EUiA asumiera el Departamento de Interior del Govern de la Generalitat de Catalunya. Cayo siguió con su crítica a la actuación de los Mossos d'Esquadra en las manifestaciones de estudiantes anti-Bolonia.

Le doy toda la razón. La tiene.

ICV, EUiA, y por extensión mimética IU, estamos atrapados ante esa decisión personal –dicen- del líder de Iniciativa y de la Coalición ICV-EUiA.

La ilusión en una ecoseguridad alternativa transformadora, diferente de la represión violenta tradicional, ha quebrado hecha añicos. Ha quedado en un iluso sueño. El despertar es el del 18 de marzo. O la impotencia del modelo represivo agresor violento policial para evitar la explosión de vandalismo destructor, en la celebración nocturna de la Champions del Barça.

No hay nuevo paradigma de ecoseguridad. La represión es puro manporreo. Las tentativas, positivas sobre el diálogo, se quedan a un lado cuando se trata de la práctica callejera. Los cuerpos represivos catalanes, los antidisturbios, sean Mossos d’Esquadra o Guardia Urbana, se educan y entrenan para agredir con saña y violencia a la personas. De una manera aterrorizadora, como ya ningún niño ni niña aceptaría que se tratase a los animales.

En vez de dedicar inversiones en armamento y métodos agresivos, en asesores de formación como el reciclado Rafael Olmos, o jefes de jefes como Joan Delort, podrían dedicar presupuesto a agentes de proximidad, del tipo asimilable a trabajadoras sociales, a especialista en resolución de conflictos –de forma pacífica, por favor-, en tratar a las aglomeraciones masivas, en reconducir cívicamente a quien se exalta. Entonces quizás se empezaría a innovar en un nuevo paradigma de seguridad. Un modelo donde el o la agente especializada dinamizaría al colectivo sensato y normal para diluir, reconducir y aislar, a la acción vándala y violenta.

Pero si la principal violencia viene de los cuerpos de seguridad; sí en vez de una estrategia defensiva, con una táctica de resolver la conflictividad por el diálogo, se persiste en el viejo modelo de derechas, entonces no hay nada a hacer para que la izquierda aporte algo novedoso y conveniente.

Cayo tiene razón en lo fundamental de su exposición. Aunque es débil el argumento de que no hay que asumir la consejería de interior por ser Iniciativa el socio menor gubernamental. Por supuesto, cuando Jordi Miralles, coordinador general de EUiA, señala esta cuestión, también tiene su razón. Ahora bien, los dos coordinadores pueden dejar lo accesorio y entrar en el fondo de la cuestión sobre el tipo de seguridad.

¿Puede haber una seguridad de izquierdas en un gobierno de un Estado de derechas? ¿Es posible innovar en un nuevo paradigma de seguridad educativa, dialogante, cívica, pacífica, distinta y contrapuesta a la violencia represiva que conocemos? Necesitamos una seguridad que defienda y garantice derechos democráticos, con respeto a las personas ciudadanas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada