4/4/09

PPS(O)E

El voto de Ezker Batua será un NO rotundo al gobierno PPSE, pero materializado en un voto en blanco” explica Mikel Arana de EBB (pues según el reglamento parlamentario vasco no se puede votar contra, sólo presentar candidatos alternativos).

Es un pacto diabólico entre el PSOE-PSE-PP. Es la consumación del golpe judicial, legal pero ilegítimo, con la ilegalización de la mayoría de la izquierda abertzale, con la prohibición de participar en las elecciones vascas.

El acuerdo tipo Nafarroa, con el abrazo directo del PSE con el PP, lleva a la dependencia del PP.

Los votos totales casi no han variado. La mayoría cívica y social sigue siendo la que corresponde al voto “por el derecho a decidir y de la consulta vasca”. Es decir, de los nacionalistas de derecha y de izquierda y el federalismo de EBB. La minoría sigue siendo la denominada constitucionalistas del PSE y PP. Lo que ha variado es la representación parlamentaria dentro de cada uno de estos segmentos. El PNV ha succionado a EA y algo de Batasuna; Aralar ha bebido de Batasuna y parte de EBB; El PSE ha incorporado voto antes PP, y un poco de EBB. UPyD del PP.

La correlación de fuerzas parlamentaria y el gobierno nacen en un pantano antidemocrático e ingobernable. El efecto va a planear y alterar las alianzas y la política estatal, cuyas consecuencias van a ir concretándose en los episodios que nos deparará las medidas frente a la crisis económica.

El PSOE se apoya en el PP y lava la cara a la derecha española, cuando ésta se enfangaba al aflorar el culebrón de corrupción.

La conciencia media ciudadana puede volver a pensar que es igual las izquierdas que las derechas. Como se dan la mano, será que “tanto monta monta tanto el PP como el PSOE”?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada