7/4/09

“No debió llegar nunca”

El Juez decano de Barcelona sigue ejerciendo su cargo, impune. José Manuel Regadera, agrede a su mujer (notaria), el fiscal le pide 9 meses y un día de prisión por violencia doméstica. El juez ni dimite ni lo cesan. ¿Justicia o impunidad del Jefe?

¿Cómo puede este señor jefe superior de los jueces de Barcelona disponer de credibilidad y autoridad en su función? ¿Cómo se sentirán de desprotegidas las mujeres maltratadas con este historial del jefe máximo?

¿O quizás la Fiscalía y el propio Juez decano consideran el maltrato como algo privado, doméstico, que no tiene que ver con lo público ni con la Ley?

Algo así parece argumentar José Manuel Regadera cuando los periódicos reproducen al unísono su frase “una mera discusión conyugal que no debió llegar nunca a la Administración de Justicia”.

El mismo aserto le delata. Es común de los maltratadores. ¿Cuánto tiempo tendrá el Juez decano de indulgencia, bula, e incumplimiento de la Ley?

Doble moral, inmoralidad, y jeta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada