14/7/15

El futuro son las confluencias


Confluencias, rescate social y derechos universales.
Los lemas de la Asamblea abierta de La Aurora y su Cena anual catalana: "Cambio y ruptura". "Por la confluencia de las izquierdas". En Catalunya "Por la República Catalana".
En los talleres y plenarios las deliberaciones y acuerdos sobre la estrategia general y la acción política en particular, son fruto de una valiosa acción social y política "a ras de suelo", en infinidad de lugares y situaciones, organizaciones y también en naciones distintas, aunque formen parte de un mismo Estado, del Reino de España.
La militancia revolucionaria agrupada en La Aurora se nutre de un enraizamiento entre miles de activistas, entre los que consideramos de importancia decisiva la clase trabajadora y el movimiento organizado sindical.
La Aurora enfoca los grandes cambios, incluido las pequeñas transformaciones del entorno cotidiano concreto de las pequeñas cosas, en función de su contenido internacional. En este sentido según una estrategia general de perspectiva revolucionaria.
La evolución de la crisis económica y la de Grecia alertan de la creciente necesidad de cambios profundos, revolucionarios. El capital financiero del mercado y sistema capitalista, junto a sus Estados, son incapaces de resolver esas decisivas cuestiones que afectan y condenan a la miseria a una parte cada vez mayor de la población.
El futuro son las confluencias. Unidad social y ciudadana. Ruptura democrática. Rebeldía joven y rescate social. Subvertir las instituciones para convertirlas, junto a los gobiernos, en útiles para las necesidades de la inmensa mayoría de la población.
El cambio profundo en el Estado ha surgido desde las confluencias municipalistas. No es flor de un día. Los destellos de futuro del movimiento antiglobalización, con el "Vamos despacio porque vamos lejos", o "Lo llaman democracia y no lo es" de las plazas del 15 M, aunque que no "han asaltado los cielos", sí han ganado en los municipios principales del Estado: Barcelona, Madrid o Valencia.
"La rebelión de la indignación es un preludio de nuevos tiempos" planteamos en el congreso de junio de 2011 del POR. El nuevo ciclo ya lo tenemos ahí. Sitúa en jaque al bipartidismo, mientras todos los partidos, tan denostados por medrar en los comederos del poder político y económico, van a sufrir una completa transformación.
En Catalunya madura la posibilidad de una ruptura de libertad soberana constituyente que puede permitir romper la cadena constitucional de 1978 y el Reino. Un paso concreto constituyente firme a una república catalana sería el más firme aliado a liberarse de la Corona en el Estado español.
La concepción internacionalista de La Aurora es radicalmente aliada con el independentismo, el soberanismo y el federalismo catalán en ruptura democrática republicana.
La Aurora nos situamos a fondo por las confluencias unitarias para trasformar todo el panorama político.
En la ruptura de aquello que domina y asfixia vive la revolución social y de la libertad.
De la Carta de La Aurora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada