30/6/12

Colapso en la UE

Ilustración de El Roto.
La Cumbre europea de los 17 jefes de estado ha mostrado el vértigo que los colapsa al palpar que no ven el fondo de los precipicios de la crisis.
La insostenibilidad de la presión financiera es otra cara de los recortes. Sin cambio de políticas van dando palos de ciego, mientras se empeora la situación económica, social y democrática. Mientras la crisis y la pendiente del euro recaiga en un retroceso brutal en los hombros trabajadoras, no habrá luz al final del túnel.
Se bajan los sueldos y las condiciones de vida, estudio y trabajo. Con el saqueo a Salud disminuirá el índice de vida, la población retrocederá por la destrucción de miles de puestos de trabajo.
El acuerdo de madrugada de los jefes de Estado no responde a las necesidades reales de la población, ni al trabajo y la naturaleza. Aplaza una agonía de un sistema económico que no corresponde al S. XXI, de unos poderes económicos contrapuestos a las necesidades económicas, de unos estados y gobiernos lacayos de las grandes finanzas y de las grandes corporaciones privadas.
España sigue en cierto modo el camino de Grecia pero no es Grecia. El estado español e italiano son una muestra del fracaso de la UE antidemocrática que señalamos como del capital, con el agravio que estos dos Estados pueden determinar un efecto dominó que lleve al colapso. La deriva europea Merkelista alarma incluso a Obama y al gran imperio.
La amenaza de rescate general sigue bien viva. La política de Rajoy del PP queda como apéndice de la UE, la presión recortadora de Mas no abre ningún nuevo camino -el cierre de las ONGs reclamando lo que les debe, con su desalojo de esta madrugada, desautoriza al gobierno de CiU como defensor de la población catalana-. Rajoy está herido de muerte. Aunque sabemos que hay mucho zombi en las experiencias históricas. El rescate puede comportar, en vez de un gobierno de base de unidad nacional entre el PP, PSOE y CiU, como propone Rubalcaba, un gobierno de los llamados técnicos, teledirigido sin intermediarios por los grandes poderes financieros mundiales y europeos.
La perspectiva de un Banco Central Europeo (BCE) omnipotente en el control de las grandes finanzas europeas, destila rasgos dictatoriales si se proyecta a las instituciones políticas.
La orientación de la 6ª Asamblea de EUiA, va en un sentido totalmente diferente: trabajo, social, soberanía democrática, derechos, movimiento y movilización de base, coger el toro por los cuernos para ponerse a fomentar un nuevo espacio social y político unitario que permita reunir la ciudadanía, las fuerzas sociales y políticas de izquierdas comprometidas y dispuestas a luchar y conseguir unas políticas sociales y de trabajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada