18/6/12

El motor para un nuevo espacio de la izquierda catalana

Uno de los debates de fondo de la 6ª asamblea de EUiA ha sido sobre cuál era el motor del nuevo espacio a impulsar y construir, o dicho de otra manera, en qué sujeto político poníamos el énfasis para lograr resolver los retos establecidos.
En el debate y en la orientación al documento de la asamblea trabajamos varios conceptos que corresponden a fuerzas reales dentro de la izquierda catalana.
Lo hicimos desde la convicción de que las propuestas políticas, las de alianzas y las de abrir una nueva etapa, venían avaladas por: a) unas necesidades objetivas impostergables -la crisis con la ineptitud de la clase dominante para resolverla-, b) por unas experiencias de alianzas y pactos entre las izquierdas que, en la proyección representativa parlamentaria y de gestión gubernamental, recogieron un descenso en el apoyo electoral, por lo tanto cualquier combinación necesaria y obligada de alianzas debe ser con un centro de gravedad y peso específico en los liderazgos bastante diferente; c) por un progreso en la movilización social y sindical, un avance en la conciencia cívica y democrática como representó el 15 M, combinado con un retroceso social de las izquierdas parlamentarias; d) a pesar del retroceso del apoyo social activo se ha operado una mejora relativa en la representación electa municipalista y parlamentaria autonómica y estatal de EUiA; e) EUiA ha absorbido las demandas primordiales en Cataluña en movilización social -huelgas generales, recortes-, democratización -15 M-, libertad nacional -manifestación "somos una nación ... nosotros decidimos"-; f) la iniciativa política radica en las propuestas de la asamblea, y en la idea de buscar nuestra manera autóctona y original con los aires unitarios de Syriza (una syriza catalana?); g) una ola profunda de cambio afloró desde las asambleas y los órganos de EUiA.
En el debate la propuesta tácita fue que el impulso y el sujeto básico inicial se refería a EUiA, a su cambio y transformación como movimiento, con los movimientos y desde los movimientos, sin suplantarlos ni instrumentalizarlos con una representación basta, sino en simbiosis, con el compromiso de combinar el aspecto fundamental social y ciudadano con la propuesta política referente al poder y gobiernos, para pasar a ser fermento de algo nuevo, unitario y amplio.
La Asamblea de EUiA podía acordar sobre EUiA, y sobre las propuestas de EUiA a las otras fuerzas políticas. Así lo hizo. Los conceptos sobre ICV-EUiA o de la coalición ICV-EUiA, son completamente válidos en su nivel de actuación, en especial el de la coalición catalana ICV-EUiA) y el de la coalición en el estado español (Izquierda Plural) que son quienes tienen una existencia real, en el sentido de que EUiA hace propuestas, alianzas, pactos, por lo tanto incorpora la realidad de la coalición como un elemento que también queremos transformar.
El sentir de la Asamblea ha establecido que la iniciativa política, y en parte un liderazgo significativo de lo que hacemos por el nuevo espacio corresponde a la acción social y política de EUiA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada