28/6/12

11 de julio fiesta combativa minera en Madrid

De las entrañas de la tierra surgen estos destacamentos de gente minera, en un movimiento ancestral por su vida y su tierra. La minería engendrada por el progreso económico de hace miles de años tuvo un auge excepcional con el crecimiento capitalista, en las vertientes fósiles, sea el carbón o el petróleo y de tantas otros materiales, se esquilma sin compasión la naturaleza toda. La tierra, el aire, y a la humanidad. La clase dominante española, sus gobiernos y Estado, han sido incapaces hasta el momento de afrontar con un mínimo de seriedad y rigor la reconversión trabajadora de esa profesión. Por lo que vemos son más conscientes la población minera que los gobernantes. En esta valerosa marcha, de lejos ni la primera ni la última, el grueso son mineros pero también hay combativas mineras, con el apoyo vital sobretodo de los pueblos leonés y asturiano. El futuro de la minería es una perspectiva de humanidad trabajadora, fuera de la órbita del PP y de los grandes dueños del capital. Adjunto la Carta de La Aurora.
La marcha de los mineros. Después de varias semanas en huelga, después de una huelga general en las comarcas mineras, grupos de mineros han iniciado una marcha que desde Asturias, León y Teruel llegará a Madrid el 11 de julio. Los trabajadores y trabajadoras madrileños les proporcionarán un recibimiento solidario como se merecen.
Su  lucha es la de todos y todas, los que buscan trabajo, los que defienden el empleo o las condiciones de trabajo, como los de Celsa en Barcelona o los de la Naval en Valencia o Galicia, los que luchan contra el copago en la sanidad o en defensa de una enseñanza pública y de calidad. Como otras veces en la historia, los mineros están decididos a no permitir que les cierren los pozos y les dejen en la calle y a sus familias y pueblos sin futuro. Un minero asturiano lo expresaba así: “mi abuelo luchó en la revolución de 1934; mi padre en las huelgas mineras de 1962 (el primer desafío al franquismo del que ahora se cumplen 50 años) y ahora me toca a mí”.
Los mineros piden algo muy simple: que el gobierno cumpla lo pactado. La excusa de los gobernantes: que el carbón no es rentable. Pero ¿acaso es rentable la banca? y sin embargo le van a dar cientos de miles de millones. Según los neoliberales, tampoco sería rentable la enseñanza o la sanidad y por eso las recortan. En realidad, lo que no es rentable es seguir aguantando el actual sistema capitalista y a este gobierno que en pocos meses ha dilapidado el voto que le dio la mayoría.
La marcha de los mineros es una muestra más de que la crisis está endureciendo la lucha de clases. La resignación de que poco se podía hacer ante la gravedad de la situación está dando paso a la idea de que las cosas no son inevitables, que con otras políticas los resultados podrían ser distintos. Si se van a recibir 100.000 millones para salvar a la banca, se podrían sacar recursos para salvar a otras empresas y sus puestos de trabajo, como se podrían detener los ataques a los servicios públicos, o generar empleo a través de inversiones públicas.
La política es siempre elegir una opción u otra. El gobierno y la UE eligen la que les va bien a los intereses de los capitalistas. Necesitamos políticas que favorezcan a la clase trabajadora. ¡Solidaridad con los mineros! 26 de junio 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada