21/4/10

Garzón y la injusticia

Una toma de posición para la movilización democrática. La Judicatura monárquica y los pactos PP-PSOE plantean la necesidad de un baldeo a fondo, para conseguir una judicatura democrática basada en la soberanía ciudadana, con unas instituciones y Estado republicano.


Contra los ataques a Garzón. Una reforma democrática de la justicia

El intento de apartar al juez Garzón es una operación en la que confluyen la extrema derecha, el PP y sectores reaccionarios de la judicatura para evitar que se reabra la investigación y juicio sobre los crímenes del franquismo. Denunciamos estos hechos como antidemocráticos. Queremos saber la verdad sobre los crímenes del franquismo y recuperar la memoria de los que sufrieron tortura, prisión y muerte.

Esta operación pretende también paralizar la evidente relación de corrupción de la trama Gürtel y el PP y dar un nuevo golpe favorable a una posición judicial abiertamente de derechas y reaccionaria. ¡Hay que reaccionar! No podemos permitir una vuelta atrás en nuestros derechos. No podemos permitir que unos jueces que no son elegidos democráticamente puedan tomar decisiones contrarias a los derechos democráticos.

Llamamos a participar en los actos de apoyo contra los ataques a Garzón convocados por los sindicatos y otras asociaciones solidarias.

(...) El conjunto de estas actuaciones ha abierto una evidente crisis entre el aparato judicial que parece vivir todavía en tiempos del franquismo y la mayoría de la opinión pública que ve como los jueces ponen en jaque derechos y conquistas democráticas. La denominada independencia del poder judicial no es más que una pantalla para tapar la deriva antidemocráticas del poder judicial, el intento de ser un contrapoder de las instituciones elegidas por el pueblo.

(...) Una justicia democrática significa que los jueces y los fiscales sean elegidos por sufragio universal. Hay que acabar con el hecho de que unos cuantos señores impartan justicia al margen del pueblo. Como es democrático que se disuelva la Audiencia Nacional, que es la continuadora del TOP franquista, y la implantación efectiva de los jurados populares, para que la ciudadanía pueda participar en el ejercicio de la justicia y no quede en manos de una capa de altos funcionarios especializados y ajenos al pueblo.

Ver completa en LA AURORA-POR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada