9/9/15

Catalunya · Estrategia y perspectivas · 09


Þ 09. Catalunya. Inicio constituyente, Ruptura democrática, República Catalana.
Þ 09.1.- El proceso soberanista catalán, con su movilización por la independencia y la republica catalana, es el más avanzado y maduro en el Estado. La marea soberanista puede provocar una ruptura democrática con la Constitución de 1978 y con el Reino de España. La movilización popular por la soberanía de Catalunya desde 2010 és el motor político y masivo. Desde hace cuatro años ha engendrado la Asamblea Nacional Catalana (ANC) como entidad civil de organización y acción. El próximo 11 de setiembre, Diada Nacional catalana, la ANC convoca en la Meridiana de Barcelona a convertirla en "la calle Mayor de la República Catalana", con el lema "Vía libre a la República Catalana".
Þ 09.2.- Existe una lucha abierta en el conjunto de Cataluña, que se traslada al seno de la movilización popular por la independencia, sobre el alcance de la ruptura democrática, sobre una reforma más o menos adaptada al Estado monárquico o una ruptura completa con la soberanía independiente. Es una confrontación por la hegemonía política del país, y el liderazgo popular concreto. La movilización ha creado las condiciones para que la hegemonía y liderazgo pasen desde la clase dominante y CiU (que acaba de romperse entre CDC y UDC) a las clases populares intermedias, incluida la trabajadora aún disuelta como ciudadanía entre ellas.  La población que pugna por su soberanía con el derecho a decidir o directamente por la independencia, cuenta como referentes hasta ahora a ERC, ICV, EUiA, CUP, desde hace más de un año surgió Procés Constituent, a los que hay que añadir después de las municipales a Barcelona en comú y los "En comú" municipales del "Sí se puede", Podem/Podemos y algunos otros. Enfocamos la acción política desde una concepción internacionalista radicalmente aliada con el independentismo, el nacionalismo, el federalismo y el soberanismo catalán en ruptura democrática republicana. Denunciamos al internacionalismo filisteo, con sus variantes de federalismo unitario de obligada unidad, que se refugia en atacar al nacionalismo dominado, pues en la práctica divide la movilización popular y facilita el mantenimiento del actual Estado del Reino. L'Aurora forma parte de EUiA, de AExRC, de Izquierdas por la Independencia y de la impulsión de la estrategia de Soberanía de Inicio Constituyente, Ruptura democrática y la República Catalana.
Þ 09.3.- Defendemos un desarrollo propio –unilateral, no subordinado- del proceso constituyente de Catalunya. Con la convicción de la necesaria conveniencia de influir e interrelacionarse con los que puedan surgir en el Estado. El post 27S ha de concebirse para un Parlamento soberano, con un gobierno constituyente, en ruptura con la Autonomía actual y la Constitución del Reino de España.
Þ 09.4.- Para las elecciones anticipadas autonómicas del 27 de septiembre sostenemos la necesidad de que el clamor por la soberanía y la independencia, el anhelo de libertad, estado y república catalana, sean inclusivos de las demandas populares sociales -del factor social-, como del “Sí se puede”. Hay una vertiente social de clara confrontación entre la mayoría ciudadana y el poder económico y político dominante catalán. El mismo escenario político dispone de otra vertiente, democrática, que necesita de acuerdos y movilización unitaria para las libertades y la soberanía catalana. Es decir, los distintos componentes políticos, cívicos e institucionales, confrontados en lo social, han de aunar, con todas las contradicciones inherentes, la acción unitaria encaminada a una ruptura democrática y a una república catalana.
Þ 09.5.- La concepción de listas civiles transversales unitarias nacionales, con la exclusión del "Sí se puede", es decir, con la negación de la necesidad básica de la mayoría ciudadana de disponer de una política económica situada en las antípodas de los actuales Presupuestos de la Generalitat de CiU (ahora CDC) sostenida por ERC, tiene muchas probabilidades de abocarse al fracaso y frenar, o incluso bloquear, el proceso rupturista de soberanía. Pues más de dos tercios de la población se concentran en las grandes y medias ciudades, con conciencia de que la política de la actual Generalitat es perjudicial, es decir que provoca el empobrecimiento, el retroceso en servicios públicos y en los derechos universales.
Þ 09.6.- La idea de que el prestigio del presidente Mas es absolutamente necesario para la unidad democrática, para la continuidad el proceso de independencia, y su consumación efectiva, no tiene en cuenta el desprestigio del mismo presidente entre muy amplias capas populares del país. Una lista civil, títere de unos partidos en las bambalinas de la trastienda, para ejercer en el gobierno después, sólo puede ser un plebiscito si agrupase a todos los partidarios de la soberanía de Catalunya. Cuestión que necesitaría un cambio creíble y práctico en las políticas económicas y sociales.
Þ 09.7.- Hacemos nuestra la propuesta de la nueva asociación Acuerdo de Izquierdas por la República Catalana (AExRC), de centrarse en conseguir que cada organización, lista y partido defienda para este 27 S y para la etapa que se iniciará con el 28 S, el Inicio de soberanía constituyente, la ruptura democrática y la república catalana, de forma inclusiva con las demandas sociales. Por supuesto estas propuestas las defendemos para la unidad de una confluencia entre las izquierdas y el "Sí se puede".
Þ 09.8.- Formar parte e impulsar la marea -proceso- soberanista es condición democrática esencial para el avance social trabajador y la ruptura de Catalunya con el marco institucional autonómico del Reino. Por una Generalitat, libre y social, de la República Catalana.
Asamblea de La Aurora (organización marxista) de 11 de Julio de 2015.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada