21/10/12

Euskadi y Galicia en las urnas

Jornada electoral intensa en la que van a cambiar coordenadas básicas en dos de la cuatro naciones existentes en el Estado del Reino de España.

En Cataluña los procesos impulsados por la marea de cambio de "Libertad, Independencia, Nuevo Estado de Europa" se darán en las urnas el 25 de noviembre.
En medio, la vertebración social contra los recortes y el rescate, la huelga general ciudadana del 14 de noviembre.
Un escenario de crisis social y democrática que afecta de lleno a la nación española que es la que da nombre al Estado, y la que domina a las demás y al conjunto.  
En Euskadi el soberanismo de derechas con el PNV, y el de izquierdas con EH Bildu, van a dominar ampliamente.
En Galicia lo decisivo es si el PP pierde el diputado que colea frente a la suma de las izquierdas. En la tierra del Finisterre, del mar embravecido, las misteriosas delicias de las almejas del carril y del cielo marino de los percebes, hay un precedente a destacar para las izquierdas. La coalición electoral fruto de la alianza entre Anova Irmandade, independentista, e Izquierda Unidad de Galicia, con el beneplácito entusiasta de Izquierda Unida federal y del grupo parlamentario de la Izquierda Plural.
Es en Catalunya donde EUiA elaboró esa estrategia de relación fundamental entre la lucha social y la libertad de emancipación nacional, en base el derecho a la autodeterminación donde lo básico es que la ciudadanía decida, y con la orientación de nuevo espacio social, a través de abrir la perspectiva a una alianza entre federalistas, autonomista e independentistas. Fue en Euskadi donde la nueva estrategia democrática de la izquierda abertzale (ahora Sortu), forjó Bildu y Amaiur centradas en el derecho a la autodeterminación como proceso vital para la independencia o lo que se decidiese por la población.
El Estado español se abre por sus costuras nacionales. Las poblaciones y naciones española, catalana, vasca y gallega, han de girar a buscar un nuevo encaje para el siglo XXI. La Monarquía del Reino y la Constitución se ha quedado estrecha y obsoleta el pacto de la transición y de la descentralización administrativa de las Autonomías. O recentralización manu centralista española del PP, o nueva relación democrática y libre entre naciones, pueblos y los Estados que se puedan generar según la decisión soberana, libre, democrática y ciudadana popular.
Se necesitan unos procesos constituyentes de esas naciones y de ese Estado. Un proceso constituyente que representa una soberanía plena de cada nación y del conjunto de ellas en los marcos europeo e ibérico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada